Recetas tradicionales

Si necesita quejarse en un restaurante, ¡recuerde estos 2 trucos!

Si necesita quejarse en un restaurante, ¡recuerde estos 2 trucos!


We are searching data for your request:

Forums and discussions:
Manuals and reference books:
Data from registers:
Wait the end of the search in all databases.
Upon completion, a link will appear to access the found materials.

Hay un par de cosas fáciles de recordar si ha tenido una mala comida

Shutterstock / Kamil Macniak

No te enojes, cálmate.

Todos hemos pasado por eso: estás intentando disfrutar de una comida en un restaurante, pero algo sale terriblemente mal. Si bien puede tener sentido en el momento enojarse y gritar sobre los pasos en falso del restaurante, en realidad existe una manera mucho mejor de comunicar su infelicidad. No se desahogue en las redes sociales; Comience por encontrar al gerente, luego recuerde estos dos trucos:

Uno: mantén la calma
Pregúntele a cualquiera que haya tenido un trabajo de servicio al cliente y le dirá que es mucho más agradable tratar con alguien que se mantiene firme que con alguien que está gritando. Incluso si está extremadamente molesto, el gerente estará mucho más dispuesto a ayudarlo si le comunica de manera cortés y respetuosa exactamente cuál es el problema. Habla con él o ella a nivel humano en lugar de como una caja de resonancia para desahogar todas tus frustraciones y tendrás una interacción mucho más exitosa.

Dos: Sugerir una solución
Una buena regla general, tanto en la vida como en la cena, es nunca presentar un problema sin presentar también una solución a ese problema. En muchos casos, la solución a su problema en un restaurante será obvia, por ejemplo, si su bistec está poco cocido. Pero al dejar que el gerente encuentre una solución a un problema más complicado en el momento, solo se está preparando para la decepción; por ejemplo, si una cucaracha sale de su ensalada, un postre gratis no lo hará. haga mucho por su apetito estropeado. En casos extremos, si cree que su comida debe compensarse, comuníqueselo al gerente junto con su razonamiento. Y si no están de acuerdo contigo, recuerda la regla número uno.


Ocho formas de recordar cualquier cosa

Una vez se me ocurrió una metáfora que pensé que capturaba perfectamente la gran cantidad de material que se esperaba que mis compañeros y yo memorizáramos en nuestros dos primeros años de la escuela de medicina: era como si me pidieran que entrara en una tienda de comestibles y memorizara los nombres de cada producto. en la tienda su número y ubicación y cada ingrediente en cada producto, en el orden en que aparecen en la etiqueta, y luego hacer lo mismo en todas las tiendas de comestibles de la ciudad.

Cuando miro hacia atrás ahora, no puedo imaginar cómo cualquiera de nosotros fue capaz de hacerlo. Y sin embargo lo hicimos. La capacidad de la mente para almacenar y recordar información es verdaderamente maravillosa. Y hemos aprendido mucho sobre la memoria y el aprendizaje desde que asistí a la escuela de medicina. Aunque gran parte de lo que sigue son técnicas que utilicé para sobrevivir mis primeros dos años en la escuela de medicina, gran parte de la ciencia que demuestra que funcionan es nueva.

8 estrategias para recordar

  1. Interésate en lo que estás aprendiendo. Todos recordamos mejor lo que nos interesa. Pocas personas, por ejemplo, tienen dificultades para recordar los nombres de las personas que encuentran atractivas. Si no está intrínsecamente interesado en lo que está aprendiendo o tratando de recordar, debe encontrar la manera de hacerlo. Tengo que admitir que no era tan bueno en esto en la escuela de medicina; el ciclo de Krebs (proporciono el enlace solo para demostrar lo inmensamente aburrido que es) simplemente no me emocionó ni se relacionó con nada que me pareciera ni remotamente emocionante.
  2. Encuentre una forma de aprovechar su memoria visual. Se sorprenderá de cuánto más esto le permitirá recordar. Por ejemplo, imagina que estás en una fiesta y te presentan a cinco personas en rápida sucesión. ¿Cómo puedes memorizar rápidamente sus nombres? Elija una característica visual única que defina a cada persona y conéctela a una representación visual de su nombre, preferiblemente a través de una acción de algún tipo. Por ejemplo, puede recordar a Mike, que tiene orejas grandes, al crear una imagen mental de un micrófono (un "micrófono") limpiando esas orejas de cera (asqueroso, lo sé, pero tanto más efectivo por eso). Requiere un esfuerzo mental hacer esto, pero si practica, se sorprenderá de lo rápido que puede encontrar formas creativas de generar estas imágenes. Aquí hay otro ejemplo: ¿Con qué frecuencia olvidas dónde dejaste tus llaves, tus gafas de sol o tu billetera? La próxima vez que dejes algo en algún lugar, haz una pausa un momento para notar dónde lo has colocado y luego, en tu mente, hazlo explotar. Si visualiza la explosión con suficiente detalle, no olvidará dónde la puso. Recuerde: la memoria es predominantemente visual.
  3. Crea un árbol de memoria mental. Si está tratando de memorizar una gran cantidad de hechos, encuentre una manera de relacionarlos en su mente visualmente con un árbol de memoria. Primero construye ramas grandes y luego hojas. Las ramas y las hojas deben llevar etiquetas que sean personalmente significativas para usted de alguna manera, y la organización de los hechos ("hojas") debe ser lógica. Es bien sabido que desde la década de 1950 recordamos mejor los "bits" de información si los dividimos. Por ejemplo, es más fácil recordar 467890 como "467" y "890" que como seis dígitos individuales.
  4. Asocie lo que está tratando de aprender con lo que ya sabe. Parece que cuantas más conexiones mentales tengamos con un fragmento de información, más éxito tendremos en recordarlo. Esta es la razón por la que el uso de mnemónicos mejora la memoria.
  5. Escriba los elementos que se van a memorizar una y otra vez.. Entre otras cosas, así es como aprendí los nombres de las bacterias, las infecciones que causan y los antibióticos que las tratan. Escribir datos en listas mejora la memoria si se obliga a aprender las listas de forma activa en lugar de pasiva. En otras palabras, no solo copie la lista de hechos que está tratando de aprender, sino que recuerde activamente cada elemento que desee aprender y luego escríbalo una y otra vez. Al hacer esto, de hecho, se está enseñando a sí mismo lo que está tratando de aprender y, como todos los maestros saben, la mejor manera de asegurarse de que sabe algo es tener que enseñarlo. Este método tiene el beneficio adicional de mostrarle inmediatamente exactamente qué hechos no tengo lo hizo en su memoria a largo plazo para que pueda concentrar más atención en aprenderlos en lugar de perder el tiempo reforzando hechos que ya conoce.
  6. Al leer para retención, resuma cada párrafo en el margen. Esto requiere que piense en lo que está leyendo, lo recicle y vuelva a enseñárselo a sí mismo. Incluso tome los conceptos que está aprendiendo y razone con ellos, aplíquelos a situaciones novedosas imaginadas, lo que crea más conexiones neuronales para reforzar la memoria.
  7. Haz la mayor parte de tus estudios por la tarde.. Aunque puede identificarse a sí mismo como una "persona matutina" o una "persona vespertina", al menos un estudio sugiere que su capacidad para memorizar no está tan influenciada por la hora del día en que se percibe que está más alerta, sino por la hora del día en que de hecho estudie, la tarde parece ser la mejor.
  8. Duerma lo suficiente para consolidar y retener los recuerdos.. No solo por la noche después de haber estudiado, sino también el día antes de estudiar. Es mucho mejor hacer esto que quedarse despierto toda la noche para un examen.

Por qué fallas en la memoria

La pérdida de memoria es una de las quejas más comunes que escucho en mi práctica clínica. Desafortunadamente, como parte normal del proceso de envejecimiento, muchas personas comienzan a darse cuenta de que no pueden recordar nombres, lugares y cosas con tanta facilidad como solían hacerlo, y se preocupan de que estén enfrentando el comienzo de la demencia.

"Olvido benigno" es el nombre que le damos a un proceso que ocurre con el envejecimiento normal en el que un recuerdo permanece intacto pero nuestra capacidad para recuperarlo se ve afectada temporalmente. Por lo general, tratamos de describir el nombre o la cosa que no recordamos y cuando alguien nos lo nombra, recordamos instantáneamente la palabra que queríamos. Siempre que sea apropiado para la edad y no interfiera significativamente con el funcionamiento normal, no existe un mayor riesgo de progresión a la demencia.

Sin embargo, el truco consiste en evaluar qué es y qué no es "apropiado para la edad". En ocasiones, las pruebas formales son necesarias en casos ambiguos. De manera tranquilizadora, en un estudio, los pacientes mayores de 50 años que inicialmente presentaban lo que se consideraba un olvido benigno tenían solo un 9% de posibilidades de progresar a la demencia. Desafortunadamente, los deterioros cognitivos distintos de la pérdida de memoria se correlacionan con un mayor riesgo de progresión a la demencia.

Otra razón por la que las personas a menudo tienen problemas para recordar cosas es porque la memoria es una función de la concentración. Lo que significa que cuando realiza varias tareas tiende a olvidarse más fácilmente. ¿Alguna vez ha entrado en una habitación y ha olvidado por qué lo hizo? Lo más probable es que lo recuerdes si no estuvieras planeando tu cena para esa noche y al mismo tiempo tratando de recordar el número de teléfono de la persona que te acaba de dejar un mensaje. Esto también explica por qué las personas que sufren de depresión o ansiedad tienen más dificultades para recordar cosas: ambas condiciones interfieren sustancialmente con la capacidad de concentración. La fuerza de un recuerdo también está determinada por el estado emocional que acompañó al evento original. La emoción, negativa o positiva, tiende a incrustar eventos en nuestra memoria como un cincel talla líneas en piedra, un arma de doble filo para las personas que sufren de trastorno de estrés postraumático.

Disminución del deterioro

Aquí hay tres cosas que se han demostrado en estudios que disminuyen el riesgo de deterioro mental a medida que envejece:

  1. Ejercita tu cuerpo. La evidencia sugiere que esto no solo retrasa el deterioro normal de la memoria relacionado con la edad, sino que reduce el riesgo de desarrollar demencia. Ni siquiera tiene que ser un ejercicio vigoroso; se ha demostrado que solo 150 minutos de caminata por semana son beneficiosos. No está claro si el ejercicio más intenso da como resultado una mayor reducción del riesgo.
  2. Ejercita tu mente. La evidencia también sugiere que hacer cosas que funcionen la mente puede retrasar o prevenir la pérdida de memoria. Esta investigación está en su infancia, por lo que aquí hay una guía tan buena como cualquier otra para averiguar qué actividades funcionarán: si una actividad requiere que tome descansos, probablemente califique. Podemos ver la televisión, por ejemplo, durante horas y horas sin fatigarnos mentalmente, pero resolver problemas matemáticos, aprender a tejer o incluso leer, todo requiere un esfuerzo que cansa la mente.
  3. Tomar ibuprofeno. Aunque un estudio sugiere que una dosis diaria de ibuprofeno disminuye el riesgo de desarrollar demencia, la reducción del riesgo parece demasiado modesta para justificar el mayor riesgo de hemorragia estomacal que acompaña al uso diario de ibuprofeno, así que lo hago no recomiendo esto. Sin embargo, si ya está tomando ibuprofeno para alguna otra afección, como la artritis, esto podría ser un beneficio adicional.

Si la mente es realmente como un músculo, y cada vez más investigaciones validan ese modelo, entonces la memoria puede muy bien ser como el tono muscular: cuanto más se use la mente, más robusta se volverá la memoria. A medida que pasé de mis días en la escuela de medicina para llegar a la mediana edad (muy temprana), me encontré experimentando un olvido benigno mucho más de lo que me gusta. Como resultado, me consuela que el viejo adagio "úselo o piérdalo" parece no sólo aplicarse al cuerpo sino también a la mente.

Si disfrutó de esta publicación, no dude en explorar la página de inicio del Dr. Lickerman, Felicidad en este mundo.


10 consejos para amamantar en público

Amamante a su bebé con confianza donde quiera con los consejos de nuestra experta en lactancia.

Teresa Pitman 23 de septiembre de 2011

Amamantamiento las madres y sus bebés no deberían sentir que tienen que quedarse en casa; oye, ¡quieren disfrutar de las mismas actividades que cualquier otra persona! Las recomendaciones actuales son amamantar exclusivamente durante seis meses y continuar amamantando con alimentos complementarios adicionales durante dos años y más. Si no se siente cómoda amamantando en público, puede encontrar que su vida se vuelve muy restringida.

Muchas madres ya se sienten cómodas amamantando en público. Eso es genial, no solo para ti y tu bebé, sino también para aquellas mujeres y niñas que aún no son madres, que aprenden sobre la lactancia materna cuando te ven.

Pero tal vez ese no seas tú. Tal vez se sienta bastante ansioso por amamantar en público. Te preocupas por lo que la gente pensará y cuánta piel mostrarás. Estos consejos pueden ayudar:

1. Conozca sus derechos. La lactancia materna en público es legal y algo muy bueno. Usted está nutrir a tu bebé con los alimentos biológicamente más apropiados y, como un gran beneficio adicional, está educando a todos los hombres y mujeres jóvenes que puedan verlo. La Comisión de Derechos Humanos de Ontario, por ejemplo, declara específicamente:

Nadie debe impedirte amamantar a tu hijo simplemente porque estás en un área pública. No deben pedirle que se "cubra", que le moleste o que se traslade a otra zona que sea más "discreta".

Recuerde que es legal para las mujeres en Canadá estar en topless en cualquier lugar donde sea legal que los hombres se quiten la camisa, entonces, ¿por qué preocuparse por amamantar un poco?

2. Practica en casa frente a un espejo. Si le ha preocupado mostrar mucha piel, probablemente esto le asegurará que no es probable que sea un problema. Un bebé que está amamantando cubre su pecho de manera bastante eficiente. Puede intentar amamantar con diferentes atuendos para ver cuáles funcionan para usted y su bebé. Algunos bebés no pueden soportar que ninguna tela les toque la cara mientras amamantan, a otros les molesta menos, así que experimente para encontrar las mejores opciones.

3. Elija ropa con la que se sienta cómodo. Puede comprar (o coser) ropa de lactancia especialmente hecha que tenga aberturas ocultas para facilitar la lactancia materna, o puede armar trajes de lactancia con ropa común. Una camiseta holgada suele ser una buena opción en situaciones casuales, porque simplemente puede levantar la camiseta de un lado para alimentar al bebé. Si está suelto, la tela adicional cubrirá la mayor parte de su abdomen y pecho. Una camisa con botones en la parte delantera puede desabotonarse desde abajo para amamantar, o desabrocharse desde arriba si a su bebé no le gusta que la tela le toque la cara mientras está amamantando. Las bandas para el vientre que muchas mujeres usan cuando están embarazadas pueden funcionar bien para cubrir su barriga después del parto cuando se levanta la camisa. Coloque un cárdigan, una camisa suelta desabotonada o una chaqueta sobre una camiseta, camiseta sin mangas o camisa, y también tendrá la piel más expuesta cubierta mientras el bebé está en el pecho. También puede tomar una camiseta sin mangas ajustada, cortar dos aberturas en la parte delantera lo suficientemente grandes y en la posición correcta para amamantar, y usar eso debajo de su camisa, camiseta o chaqueta para una cobertura adicional.
4. Utilice un cabestrillo o una envoltura. Con práctica, puede amamantar a su bebé en la mayoría de cabestrillos o envolturas y la tela del portabebés cubrirá al bebé y su pecho. ¡Incluso puede caminar mientras amamanta! Si se ha subido la camiseta desde la parte inferior para que su pecho sea accesible, es posible que desee una banda para el vientre o una camiseta sin mangas debajo, ya que su barriga puede estar expuesta.

5. Elija un sostén de fácil acceso. Muchas madres encuentran que un sostén deportivo elástico funciona bien para ellas en lugar de tener que desabrochar un broche u otro cierre, simplemente pueden tirar de la copa del sostén hacia abajo debajo de sus senos para alimentar al bebé. Si está utilizando un sostén de maternidad donde necesite bajar la taza, puede ser útil practicar deshacerla con una mano en casa (y volver a levantarla después) para que tenga confianza en manejarla en público.

6. Elija su lugar. Busca dos cosas: un lugar donde pueda sentarse cómodamente, idealmente con algo de apoyo para su espalda, así como un lugar donde eres menos visible para el público en general. En un restaurante, sentarse hacia el interior de una mesa significa que sus compañeros de comedor lo verán principalmente si no hay cabinas, puede elegir un asiento en una mesa de espaldas al comedor. En el centro comercial, algunas mujeres optan por usar un vestuario, aunque puede ser un poco aburrido sentarse allí, ¡al menos no es un baño público! También puede encontrar un banco al lado de una maceta o un puesto en el área del patio de comidas. En un autobús, sentarse junto a una ventana significa que eres menos visible para otros pasajeros y puedes apoyarte contra el costado del autobús para estar más cómodo. Al aire libre, es posible que pueda encontrar un lugar para sentarse apoyado contra un árbol o un banco con un respaldo que le brinde apoyo.

¿Ninguna de estas opciones está disponible? No se estrese buscando el lugar perfecto. Encuentre un lugar donde se sienta cómodo y donde tenga suficiente espacio para organizarse y no se preocupe demasiado por quién podría verlo. No tiene sentido caminar con un bebé llorando mientras busca un lugar donde no sea visible. Alimentar a su hijo tiene prioridad.

7. Gírelo para cerrarlo. El momento en que es probable que se muestre la mayor parte de la piel es cuando el bebé se prende por primera vez. Supongamos que está sentado en la mesa de un restaurante, al lado de la pared, pero aún visible para otros comensales. Antes de sujetar al bebé, intente girar de manera que quede completamente frente a la pared. Sujete a su bebé en esta posición, luego gire hacia la mesa y sus compañeros de comedor. Puede hacer lo mismo si necesita abrir al bebé.

8. Considere un encubrimiento. Si se siente realmente incómoda amamantando en público, puede intentar cubrir a su bebé y su pecho con una manta o un manto de encubrimiento disponible en el mercado. Asegúrese de practicar en casa, porque a muchos bebés no les gusta tener una manta sobre la cabeza mientras amamantan y se la quitan o se quejan. Es posible que aún deba hacer la rutina de "alejarse para enganchar" con un bebé pequeño, porque necesita ver qué está haciendo para agarrar al bebé. Muchas personas que apoyan la lactancia materna no son fanáticas de estos encubrimientos porque pueden enviar el mensaje: “¡La lactancia materna está sucediendo aquí! Y creemos que es obsceno o vergonzoso, así que lo estamos encubriendo ". Sin embargo, para algunas mujeres, un encubrimiento puede marcar la diferencia entre sentirse cómodas amamantando en público y no querer hacerlo en absoluto.

Otro tipo de encubrimiento que han usado algunas madres es un sombrero para el sol de ala ancha para el bebé. Esto podría ser más aceptable para los bebés que odian las mantas en la cara y cubre gran parte de su pecho.

9. ¡Sonríe! Si nota que alguien mira en su dirección mientras amamanta a su bebé, incluso si tiene el ceño fruncido o se ve horrorizado, ¡dele una sonrisa! Sabe que está haciendo algo muy importante por su hijo y eso es bueno. Si muestra su confianza con una sonrisa amistosa, puede calmar la situación.

10. Planifique su respuesta. ¿Qué pasa si sucede lo peor y un guardia de seguridad del centro comercial o el gerente de un restaurante se te acerca y te insiste en que vayas al baño (¡puaj!) Para amamantar, o un extraño hace un comentario negativo? Puede ser útil haber planificado una respuesta con anticipación. En BC, la Comisión de Derechos Humanos tiene un pequeño folleto que incluye una declaración sobre un el derecho de la mujer a amamantar en públicosiempre puede traer una copia.

Es posible que simplemente desee decir cortésmente: "No, gracias, no comemos en los baños". Si el gerente dice que un cliente se ha quejado, podría sugerir, nuevamente con cortesía, que el cliente podría querer cambiarse a una mesa diferente donde no pueda verlo.

Por supuesto, si se siente molesto o intimidado, es posible que desee simplemente irse. Solo debes saber que no has hecho nada malo. Siempre puede hacer un seguimiento más tarde con una carta o correo electrónico si así lo desea.


Dragon Quest Builders 2:10 consejos avanzados y trucos # 038 El juego no te lo dice & # 8217t

Hay & # 8217s tanto que necesitas saber en Constructores de Dragon Quest 2, no pudimos contenerlo todo en la guía para principiantes. Esto no está destinado a ser un todo incluido, y no vamos a explicar los entresijos en profundidad de todo el juego aquí. Esta es una descripción general rápida llena de cosas que quizás aún no sepas & # 8212 mini consejos y trucos que te ayudarán a construir, explorar y luchar. Y son todas las cosas que el juego no explica realmente.

Por ejemplo, hay algunos trucos que puedes usar para evitar que los monstruos merodeadores entren en tu aldea. Hay recetas opcionales ocultas que puedes desbloquear con poderosas armas y armaduras. Puede equipar a sus aldeanos con armas & # 8212 y eso incluye granjeros aleatorios. Puede reajustar el nivel de zoom de la cámara y realizar ataques especiales mientras se desliza.

Hemos compilado una lista completa de 10 consejos en la guía a continuación. Estoy seguro de que hay más, por lo que es posible que tengamos que volver al tema más tarde con funciones aún más avanzadas.

Más guías de Dragon Quest Builders 2:

# 1. En el modo de primera persona, puede colocar filas de bloques

Puede cambiar instantáneamente entre primera y tercera persona presionando [R3]. Mientras está en primera persona, las reglas de colocación de bloques son ligeramente diferentes y hay un puntero. En lugar de apilar bloques en tercera persona, puede colocar una línea de bloques. Simplemente mantenga presionado [Cuadrado] y continuará colocando bloques, incluso cuando no pueda verlos.

# 2. Detén los ataques de monstruos con agua y Amp Flagstone

Puedes construir defensas adicionales fuera de tu ciudad para defenderte de los ataques de monstruos aleatorios. Siempre atacan la puerta de entrada, por lo que recomiendo construir una hilera de vallas para marcar el límite de su ciudad. Fuera de eso, cava una zanja de dos cuadras de ancho y dos cuadras de profundidad y llénala de agua. Coloca losas en los bordes de la zanja y los monstruos lucharán por llegar a tu ciudad.

# 3. Toca la campana para recolectar automáticamente todos los corazones de la ciudad

¿Recuerdas la campana del pueblo? ¿El que llamas para subir de nivel a tu aldea? Tiene un uso secundario & # 8212 tocar el timbre en cualquier momento, y usted & # 8217 recolectará automáticamente cualquiera de los puntos de gratitud (corazones) que sus aldeanos han esparcido. Puede ganar mucha gratitud construyendo habitaciones agradables para todos, proporcionándoles comida para que coman, juegos de mesa para que se sienten y oportunidades de trabajo agrícola.

# 4. Mantenga pulsado [R3] para acercar o alejar la imagen

Puede restablecer la cámara cambiando entre la vista de primera y tercera persona, pero también puede reajustar la cámara de vista de tercera persona cuando lo desee. Mantenga pulsado [R3] y podrá alejar o acercar la imagen. Muy útil & # 8212 especialmente al alejar el zoom para obtener una buena vista de los alrededores.

# 5. Puedes saber qué aldeanos pelean según su animación

En ciertos momentos de la historia, tu ciudad estará sitiada por monstruos. Reunirás a tus aldeanos y luego hablarás con Malroth para comenzar una batalla. Antes de que comience la batalla, puedes equipar a tus aldeanos con armas, al menos algunas de ellas. Busque aldeanos que se estiren vigorosamente & # 8212 ¡puede darles armas a esos aldeanos! Los aldeanos acobardados no aceptaron armas y no te ayudarán a luchar.

# 6. Mientras se desliza, presione Ataque para realizar un Taladro Smash

Cuando desbloquea la actualización de movimiento del planeador, también obtendrá un ataque de taladro especial. Salta, despliega el planeador y luego presiona ataque mientras te deslizas hasta el suelo. Este ataque especial te lanza al aire bastante, por lo que también puedes usarlo para cortar montañas o techos.

# 7. Los jefes opcionales del monstruo mortal arrojan recetas poderosas

Hay jefes opcionales de monstruos mortales en todas las islas y estos grandes brutos pueden parecer duros, pero no son imposibles. La primera isla, Furrowfield, encontrará un cangrejo gigante y una oruga gigante. Derrótalos a ambos para obtener una receta única de arma y pieza de armadura. El arma es en realidad una de las mejores del juego por una sencilla razón, que explicaré a continuación.

# 8. Poison Needle es una de las mejores armas del juego

Poison Needle es una receta de espada especial que puedes obtener al derrotar al jefe opcional de la oruga gigante en Furrowfield. Esta primera arma también es una de las mejores de todo el juego por una sencilla razón: existe una pequeña posibilidad de que cualquier ataque derrote automáticamente a tu enemigo. Úselo lo suficiente, y el RNG lo recompensará con una muerte instantánea incluso en los jefes más duros. Puede que no sea tan fuerte como ciertas armas en el futuro, pero querrás mantener la Aguja Venenosa en tu inventario para siempre.

# 9. Plantar campos de hierba generará arbustos medicinales al azar

Las semillas de hierba, que dejan Archers y Muddy Hands, son una forma práctica de mejorar tu base y elaborar Worm Food. Lo que quizás no se dé cuenta es que plantar estos campos de hierba también lo recompensará con valiosos arbustos medicinales. Al azar, aparecerán arbustos medicinales en pastizales frescos & # 8212 puede cosechar el arbusto para obtener una hoja para crear medicina, o extraer una semilla de arbusto y replantar en otro lugar.

# 10. Puedes recoger y colocar el mismo espantapájaros para purificar tu ciudad

Si desea transformar rápidamente un área enorme en suelo purificado y saludable, todo lo que necesita es un espantapájaros. Simplemente cree y colóquelo, luego recójalo y muévalo a otro lugar nuevo. Wrigley continuará purificando el área que marcó y usted puede marcar una nueva área para su trabajo. También puede utilizar campos para marcar rápida y fácilmente los límites de su ciudad.


Los secretos de la cocina que los chefs juran

¿Estás presionado por tiempo para cocinar después del trabajo? ¿Cansado de fregar sartenes? Los chefs galardonados con el premio James Beard de America Cooks with Chefs, un movimiento que conecta a los estadounidenses con alimentos saludables, sabrosos y prácticos, nos brindaron los secretos de sus restaurantes que puede usar en la cocina de su hogar.

1. El trabajo de preparación es la clave del éxito de un chef.
Poner comida en el plato no es tan fácil como parece. Si bien su plato perfectamente cocinado salió de la cocina del restaurante en 15 minutos, en realidad hubo horas de trabajo de preparación que se incluyeron en la comida. Los restaurantes tienen brigadas de chefs que trabajan en equipo para preparar la comida con anticipación y descomponer las porciones de proteínas, cocinar salsas y picar productos.

Maria Hines, copropietaria / jefa de cocina de Tilth, dice que puede usar el mismo principio en casa preparando la comida con anticipación para la semana, por lo que en los días ocupados cuando no tiene tiempo para cocinar, tiene alimentos saludables listos para llevar. en el congelador o refrigerador como guisos, sopas, comidas en una olla, etc.

2. El condimento lleva su comida al siguiente nivel.
¿Alguna vez te preguntaste cómo los chefs de restaurantes hacen que su comida se te meta en la boca? Jimmy Schmidt, chef ejecutivo de Morgan's en el desierto, dice que las sales mezcladas son los componentes básicos de sus platos, agregando complejidad a los sabores y ayudándolos a complementarse entre sí. Hace estas mezclas e infusiones a partir de ingredientes simples de la despensa y promete que no se necesita la experiencia de un chef profesional.

Las mezclas de sal se hacen agregando una especia o hierba molida, como cilantro o romero, a una sal base. Michelle Bernstein, copropietaria / jefa de cocina de Michy's y Crumb on Parchment, dice que puede despertar las especias rancias tostándolas antes de agregarlas a otros platos, ya sea en una cacerola seca, en la estufa o en una asadera seca en el horno. horno. ¡Solo ten cuidado de no quemarlos!

3. El papel de aluminio es una excelente ayuda para cocinar y facilita la limpieza.
El chef Schmidt dice que debe ser creativo al cocinar con papel de aluminio. Puede preparar las verduras con anticipación, almacenarlas y cocinarlas todas en una bolsa de papel de aluminio. La mejor parte es que este método también ahorra tiempo en la limpieza, porque el papel de aluminio se puede reciclar y no es necesario lavar la sartén.

Intente caramelizar los platos favoritos del chef Jimmy, como remolacha, chirivía y bulbos de hinojo, pero cualquier tubérculo que tenga a mano y zanahorias, papas, cebollas, etc. y mdash también funcionará. Agregue aceite de oliva y apriete los bordes de la bolsa para cerrarlos, luego colóquelos en el horno en una sartén de metal a 450 grados Fahrenheit.

4. El aderezo para ensaladas casero es más fácil de hacer de lo que cree.
Haga que sus ensaladas se destaquen haciendo aderezos desde cero. Mary Sue Milliken, co-chef y propietaria de Border Grill Restaurants & amp Truck, dice que solo necesita recordar la proporción áurea: 3 partes de aceite por 2 partes de ácido. Su aceite puede ser cualquier cosa, desde oliva hasta aguacate y aceite de canola, mientras que su ácido puede ser cualquier cosa, desde jugo de limón o lima hasta jerez picante, arroz o vinagre de vino tinto.

El chef Schmidt dice que también puede hacer aceites infundidos caseros y usarlos como aderezo o adobos. Caliente el aceite a 140 a 150 grados Fahrenheit y agregue albahaca, ajo, chile, pimentón ahumado o cualquier otra especia o hierba que se adapte a su gusto (y a su plato).

Rachel Reed trabaja para América cocina con chefs, un entretenido movimiento de salud y bienestar que conecta a los estadounidenses con recursos que les permiten comer alimentos saludables, sabrosos y prácticos..


WikiHows relacionados

  1. ↑ http: //www.entrepreneur.com/article/241419
  2. ↑ http: //www.entrepreneur.com/article/241419
  3. ↑ http: //www.inc.com/dave-kerpen/how-to-deal-with-customer-complaints.html
  4. ↑ https: //www.bbb.org/north-east-florida/for-businesses/how-to-handle-a-customer-complaint/
  5. ↑ https: //www.eonetwork.org/octane-magazine/special-features/sixstepstodealingwithcustomercomplaints
  6. ↑ https: //www.eonetwork.org/octane-magazine/special-features/sixstepstodealingwithcustomercomplaints
  7. ↑ Linda Chau. Especialista en relaciones publicas. Entrevista experta. 19 de mayo de 2021.
  8. ↑ https: //www.bbb.org/north-east-florida/for-businesses/how-to-handle-a-customer-complaint/
  9. ↑ https: //www.bbb.org/north-east-florida/for-businesses/how-to-handle-a-customer-complaint/
  1. ↑ https: //www.eonetwork.org/octane-magazine/special-features/sixstepstodealingwithcustomercomplaints
  2. ↑ Linda Chau. Especialista en relaciones publicas. Entrevista experta. 19 de mayo de 2021.
  3. ↑ https: //www.bbb.org/north-east-florida/for-businesses/how-to-handle-a-customer-complaint/
  4. ↑ https: //www.eonetwork.org/octane-magazine/special-features/sixstepstodealingwithcustomercomplaints
  5. ↑ https: //www.eonetwork.org/octane-magazine/special-features/sixstepstodealingwithcustomercomplaints
  6. ↑ http: //www.forbes.com/sites/nicoleleinbachreyhle/2015/01/08/10-tips-for-dealing-with-customer-complaints/#2715e4857a0b4db7297e4d6a
  7. ↑ http: //www.forbes.com/sites/nicoleleinbachreyhle/2015/01/08/10-tips-for-dealing-with-customer-complaints/#2715e4857a0b4db7297e4d6a
  8. ↑ http: //www.forbes.com/sites/nicoleleinbachreyhle/2015/01/08/10-tips-for-dealing-with-customer-complaints/#2715e4857a0b4db7297e4d6a
  9. ↑ https: //www.bbb.org/north-east-florida/for-businesses/how-to-handle-a-customer-complaint/
  10. ↑ https: //www.bbb.org/north-east-florida/for-businesses/how-to-handle-a-customer-complaint/
  11. ↑ https: //www.eonetwork.org/octane-magazine/special-features/sixstepstodealingwithcustomercomplaints
  12. ↑ http: //www.inc.com/dave-kerpen/how-to-deal-with-customer-complaints.html
  13. ↑ https: //www.bbb.org/north-east-florida/for-businesses/how-to-handle-a-customer-complaint/
  14. ↑ https: //www.eonetwork.org/octane-magazine/special-features/sixstepstodealingwithcustomercomplaints
  15. ↑ https: //www.eonetwork.org/octane-magazine/special-features/sixstepstodealingwithcustomercomplaints
  16. ↑ Linda Chau. Especialista en relaciones publicas. Entrevista experta. 19 de mayo de 2021.
  17. ↑ https: //www.bbb.org/north-east-florida/for-businesses/how-to-handle-a-customer-complaint/
  18. ↑ https: //www.bbb.org/north-east-florida/for-businesses/how-to-handle-a-customer-complaint/
  19. ↑ https: //www.bbb.org/north-east-florida/for-businesses/how-to-handle-a-customer-complaint/
  20. ↑ http: //www.entrepreneur.com/article/241419
  21. ↑ http: //www.entrepreneur.com/article/241419
  22. ↑https://www.bbb.org/north-east-florida/for-businesses/how-to-handle-a-customer-complaint/
  23. ↑https://www.bbb.org/north-east-florida/for-businesses/how-to-handle-a-customer-complaint/
  24. ↑https://www.eonetwork.org/octane-magazine/special-features/sixstepstodealingwithcustomercomplaints
  25. ↑http://www.entrepreneur.com/article/241419

The Secret to Making Sauce Actually Cling to Your Pasta Noodles

This simple trick can turn jarred tomato sauce and dry spaghetti into a restaurant quality meal.

Eating pasta at a restaurant can feel like such a luxury. The pasta has some bite to it and the sauce is thick, glossy, and creamy—sometimes even without the help of dairy𠅊nd seems to effortlessly cling to the pasta, as if beholden to an “if it goes, I go” pact as you slurp up noodles.

Back at home, the same meal can feel like a sad emergency dinner, as you twirl spaghetti around your fork, and watch watery, lifeless sauce drip off the strands and plunk back down on the plate. By the end, you’ve eaten forkfuls of mostly bare pasta, and are left with a sea of extra sauce.

It’s tempting to think that restaurants can one-up you because they’re feeding you homemade sauces that have been simmering for hours and that are destined to adorn handcrafted noodles whose dough was deftly kneaded just moments before you arrived. While it certainly doesn’t hurt to start with topnotch base ingredients, the real secret to the marriage of these two elements actually lies in a technique called emulsifying, and you can replicate it at home to transform boxed pasta and jarred sauce all the same.

An emulsion is a scientific concept that simply means at least two liquids that normally won’t mix have been forced to come together. In the world of food, you might already recognize this concept in the difference between repellant oil and vinegar on the one hand, and a thick, creamy vinaigrette on the other. The latter, which somehow contains both oil and vinegar and yet doesn’t seem to separate right away, is an emulsion.

There are three absolutely vital steps to emulsifying any kind of pasta sauce: reserving some pasta water, introducing fat slowly, and providing some kind of agitation—which in this context means lots of stirring/mixing/flipping, not general frustration with the state of the world (although cooking is a great outlet for that, too).

In greater detail, the process would look like this for a single serving of boxed spaghetti and jarred marinara:

  1. Before you do anything, make sure you have some butter in the fridge𠅊nd leave it there. (Fridge-cold Earth Balance works equally well as a non-dairy substitute in this context.)
  2. Next, bring heavily salted water to a boil in a two-quart pot.
  3. Add 3 ounces of your spaghetti of choice (in lieu of a kitchen scale, this is about the diameter of a quarter, if you scrunch your hand around a bundle of dry noodles), and cook just until you𠆝 actually consider the pasta a bit underdone. You’ll know it’s there if you take a little bite and see a tiny dot of white in the center where the pasta isn’t quite finished cooking. The rationale behind this is: The pasta will keep cooking in the sauce later. So if you pull it out of the water at a ready-to-eat consistency, by the time you’re done mixing everything together, it will actually be overcooked.
  4. Before draining the pasta, reserve at least half a cup of the water it cooked in. This water, plus the starch left behind from the boiling pasta, can act as a handy glue for finishing sauces. It’s hard to know if you’ll need it at this stage, but you can’t get it back once it’s down the drain, so we set some aside now to do our future selves a solid.
  5. In the now empty pot that you cooked the pasta in, toss in about half a cup of your preferred brand of tomato sauce. This will be just enough to cover the pasta without drowning it in sauce. Bring the sauce to a gentle simmer. The bubbles will help with all that agitating we’re gearing up to do.
  6. Remember the cold butter in the fridge? Time for it to shine—literally. Take it out of the fridge, and add half a tablespoon of butter to the sauce, stirring constantly. The very cold butter will combine with the simmering sauce as it slowly melts. Keep adding half tablespoons of butter until the sauce is thick enough that you can run a spoon through it and see all the way to the bottom of the pot without the sauce quickly seeping back to fill the gap. Depending on how watery or thick your jarred sauce is, the amount of butter you’ll need to add will vary, but don’t exceed 2 tablespoons. You’ll also know you’ve hit the spot if you look closely at the sauce and notice tiny glistening beads of fat evenly distributed throughout. It shouldn’t look like a layer of melted butter floating on top of tomato sauce.
  7. When the sauce is ready, add back your drained pasta directly to the pan and mix vigorously. The mixing motion will further emulsify and thicken the sauce by pulling in bits of starch from the pasta—mixing pasta and sauce directly in the pan, rather than pouring sauce over a plate of pasta, is a crucial finishing step for that restaurant quality you’re looking for. Different types of pasta mingle with sauces differently—some will soak up more of the liquidy bits than others, so you’ll want to use your eyes to see if the sauce is the thickness you want it to be. If you find that your sauce is también thick, this is where you can add some of the reserved pasta water back, little dribbles at a time. If you over-water and the sauce becomes too thin, just let some of it cook off and you’ll see the sauce thicken up again. It’s pretty resilient to fumbles at this stage.

In the end, it’s the gradual combination of fat, starch, and acid (in this case from the tomatoes) that build a cohesive dish where there were formerly disparate ingredients that wouldn’t have hung out or clung together if quickly combined. This same basic order of events can be repeated with any sauce. If you’re eager to try this with a homemade sauce, the easiest place to start is a simple aglio e olio (garlic and oil). Slowly heat some slices of garlic in olive oil, along with other aromatics you like, such as freshly ground black pepper or spicy red pepper flakes, then mix in the cooked pasta, and slowly pour in reserved pasta water as you aggressively stir it all together. You’ll see the sauce start to thicken and come together as you stir.

And if you really want to take things to the next level, even with the jarred sauce, take the combined pasta and sauce off the flame and sprinkle in teaspoons of Parmesan at a time, each one followed by a splash of pasta water, stirring vigorously to melt and combine the cheese. The gradual combination of Parmesan and pasta water is the principle behind the cult favorite cacio e pepe, the queen of emulsified sauces, and which you’re now totally capable of trying your hand at.


Using negative space on the menu

Shutterstock

What is a restaurant menu if not an advertisement for the food on offer? And what's one of the most common visual advertising tools? The use of negative space to emphasize a message.

Pockets of negative space will naturally draw the eye to a featured item by visually singling it out. It's prime real estate for the restaurant's star: an entrée that'll make them the most money. "If a menu is crammed with text, the eye will naturally be drawn to any open spaces," says Aaron Allen, a global restaurant consultant. "Items with the largest profit margins are often set in their own space, away from the hustle and bustle of the rest of the descriptions."

On top of that, a simple menu design contributes to a more sleek, upscale, and refined brand image. Using negative space is a win-win for restaurants.


6 Restaurant Workers Tell Us What It’s Really Like to Be Back on the Job

Pre-pandemic, I worked as a dining room captain in a 2-Michelin star restaurant in Manhattan. When the general manager wrote this week to say that we wouldn’t be opening back up until September at the earliest, my gut reaction was one of relief. It was the same kind of relief that I felt each time New York City extended the lockdown, and then when its restaurants were approved for outdoor dining only, with indoor on hold for the foreseeable future. This is a departure from the sense of disorientation I experienced in mid-March when the collective rug got pulled out from underneath all of us that count restaurant income as a sure bet.

As cities around the country have rebounded, and in some cases, relapsed, restaurants and bars seem to be where the line is drawn—at least until school is back in session—between personal health and economic health. I know all too well the relationship that exists between hands and mouths in a restaurant setting it will take a massive adjustment of muscle memory to accommodate gloves and masks, even for those restaurants who take the challenge head on and with a lot of concern for both their staff and guests, and not just the bottom line.

While I have been absolved thus far from weighing my own health and restlessness against my future earning potential, I checked in with several friends around the country who have gone back to restaurant work, to get a sense of their take on things. Now that the frontline has shifted to include some restaurant workers, especially front of house staff, how were they feeling about their own comfort and safety, the support from their restaurants, and the relationship with patrons who are also having some of their first dining out experiences in a long while? What else is on their mind?

On Choosing Unemployment vs. Reemployment

So long as the stimulus is still in play, this seems to be a real point of order. Several people pointed out that what they were making on unemployment was better, at least consistently so, than what they’d be making per week while working, especially in the summer.

But on the other hand, when unemployment runs out, will available jobs be scarce? Is it better to get a foot back in the door early? Every restaurant seems to have a different policy regarding rehiring, whether seniority or previous performance is factored in. Will former staff be competing against other talented employees whose restaurants may have shuttered for good?

“Anyone can technically do your job,” said one server in Florida. There are obviously different degrees of skill and personality needed to handle it, but no one server or bartender is irreplaceable. A server in New York echoed that feeling: “There’s a moment when someone asks if you’re willing, and you’re worried about the unemployment benefit ending. Everyone was happy to do their duty to stay home and get paid, but when someone’s implying that your job’s on the line…”

But businesses could also get burned by people avoiding having the “are you coming back?” conversations with their managers altogether. “I treat my staff like family,” said a manager in Massachusetts, “and getting snubbed by half my staff [when they were able to reopen for outdoor seating] was kind of heartbreaking. I had to risk myself to be here, and you can’t even respond or give me an excuse?”

And what happens, at least in the northern U.S, when the weather stops supporting outdoor dining? “ I’m employed and I’m terrified,” a bartender in New York told me. “We don’t have an indoor dining date set, so I have to deal with the fact that this could just be temporary, because we can’t do outdoor dining in December.”

On Masks and Other PPE

Don't Leave Home without It The Right Way to Wear & Wash a Cloth Mask Doubtlessly there will be no shortage of online videos depicting altercations where someone being asked to wear a mask has…strong feelings about the subject…but the reports from the frontlines that I surveyed paint a rosier picture, at least for the most part.

A server in Florida whose restaurant was opening as early as the first week of May had this to report: “I came into the restaurant to check in, and the first thing my boss says to me is, ‘Why are you wearing a mask…are you sick?’” Now, that was nearly three months ago, and we’re learning how that kind of mentality worked out, and perception is shifting among restaurant operators.

Everyone I spoke to recently said that masks and gloves were made available by their employers and were plentiful, and what’s more they got used to wearing them while working very quickly. “There are gloves literally everywhere,” said a bartender in New York. “I just have to believe that the mask protects me,” said a server in Texas. A bartender in North Carolina added, “It’s a minor inconvenience, it’s not ruining my life.”

Masks with the dining public seem to work best when the restaurant clearly delineates what is expected of them. A restaurant in New York has the staff outlining their policy tableside: “at the table feel free to take your mask off, but when you roam around you need to put your mask back on.” Of course there will always be someone who pushes back, a la, “what are you, the mask police?” One staff member offered how he feels in such situations: “Is this the hill you want to die on? Literally?”


If You Need to Complain at a Restaurant, Remember These 2 Tricks! - Recipes

Do you remember when the customer was king--when businesses lived by one simple credo: the customer is always right? These days customer service is suffering as less qualified individuals fill jobs out of necessity.

¿No me crees? Listen to this gem that happened this week. My wife was shopping in a local national discount retailer. She purchased several items but when she got to the car realized that the clerk had not given her the discounted price of 25% off as was indicated on the yellow stickers on some of her items.

My wife returned to the store, patiently waited in line again, and when it was her turn politely explained to the clerk what had happened and simply asked that her card be credited for the discount that should have been included. To my wife's surprise the clerk looked at her and said the following:

"No. How do I know you did not just stick these yellow sales stickers on the items yourself?"

Without missing a beat my wife simply smiled and said "You're right, I'll return everything. Thank you."

Upon seeing this exchange at least one other customer waiting in line put down her items, and said audibly so that other customers could hear her "I don't need to be treated like that " and walked out of the store.

So aside from learning never mess with my wife, she always wins, what can we take away from this on a customer service level?

How you handle a customer complaint is a critical component in the longevity of your business. If you think about it, in one accusatory sentence the employee 1) failed to listen to a customer's concern, 2) insulted the customer by effectively calling her a thief, 3) lost the entire sale to that customer and at least one other customer, and 4) lost the entire future revenue stream from that customer as the Mrs. will never shop there again. Guau. All that in one misguided response.

So don't make a mistake that costs your business its business. Teach all your employees how to handle complaints like a pro:

1. Listen and Understand

First, always listen to the customer. They are concerned about an aspect of your services. Let go of the temptation to respond in any quick fashion. Take the time to listen and truly understand what is driving their concern.

2. Empathize

Once you have listened to their concern immediately empathize with their position to create a bond between you and the customer so that they know you have heard their concern and are going to work with them to resolve the issue.

3. Offer a Solution

Offer a solution to their problem. In this regard, always focus on what you can do as opposed to what you cannot. There is always a solution. It may not be exactly what they are asking for, but if you focus on what you can do versus denying them their requested remedy you have still offered a solution and often merely having another option is sufficient to remedy the situation.

4. Execute the Solution

Solve their problem be it with their originally requested resolution or an alternative you have proposed.

5. Follow-Up

Once you have gone through the first four steps, make sure to follow-up with them to make sure that they are satisfied with the solution and that you have taken care of their concern.



Comentarios:

  1. Curtis

    No te equivocas, todo cierto.

  2. Duston

    ¿Podemos averiguarlo?

  3. Nikojin

    borré el mensaje

  4. Mwita

    Fusionar. Estoy de acuerdo con todo lo dicho anteriormente. Tratemos de discutir el asunto. Aquí, o en la tarde.

  5. Shakakinos

    Creo que no tienes razón. Estoy seguro. Puedo defender la posición. Escríbeme en PM, hablaremos.

  6. Yoramar

    Considero que no estás bien. Estoy seguro. Puedo probarlo. Escríbeme en PM, nos comunicaremos.



Escribe un mensaje