Recetas tradicionales

Las mejores y las peores bebidas para tomar antes de un entrenamiento

Las mejores y las peores bebidas para tomar antes de un entrenamiento


We are searching data for your request:

Forums and discussions:
Manuals and reference books:
Data from registers:
Wait the end of the search in all databases.
Upon completion, a link will appear to access the found materials.

Investigadores de la Universidad Griffith en Australia han descubierto que la leche te hidrata mejor que las bebidas deportivas

Mejor bebida: café

Un estudio de 2009 realizado por la Universidad de Illinois Urbana mostró que beber cafeína una hora antes de un entrenamiento en realidad puede ayudar a reducir el dolor muscular durante el ejercicio. Un estudio más reciente realizado por la Universidad de Coventry en Inglaterra encontró que la cafeína también podría ayudarlo a ejercitarse por más tiempo e intensamente. Intente tomar una taza a la mañana siguiente cuando esté listo para ir al gimnasio.

Mejor bebida: agua

iStockphoto / Thinkstock

No hay nada mejor que el agua para tu entrenamiento. Una opción clásica, el agua le brinda lo que necesita para mantenerse hidratado durante su entrenamiento y es la mejor manera de reponer los líquidos perdidos. Según el Colegio Estadounidense de Medicina Deportiva, trate de beber de dos a tres tazas de agua durante las dos o tres horas antes del ejercicio.

Mejor bebida: jugo bajo en sodio V8 ($ 3.79 por una botella de 46 onzas)

Repleto de vegetales, V8 es una gran fuente de potasio y sodio, dos electrolitos que sudas durante el ejercicio intenso. Elija la variedad baja en sodio, ya que todavía proporciona mucho sodio para su entrenamiento. Intente beber un vaso de 8 onzas una hora antes de hacer ejercicio para obtener 900 mg de potasio (¡el 20 por ciento de sus necesidades diarias!) Y 140 mg de sodio.

Mejor bebida: agua de coco Zico ($ 2.49 por una botella de 14 onzas)

El coco es una tendencia bastante reciente, y por una buena razón. Naturalmente, contiene potasio, sodio y magnesio con los que las empresas de bebidas deportivas bombean sus bebidas. También contiene menos azúcar que las bebidas deportivas tradicionales como Gatorade (12 gramos de azúcar en una porción de 14 onzas en comparación con 14 gramos de azúcar en 8 onzas de Gatorade).

Mejor bebida: té verde

Al igual que el café, el té verde contiene cafeína, que puede beneficiar su entrenamiento. Además de eso, el té verde es una de las mejores fuentes de ECGD, un antioxidante que ha demostrado tener beneficios para la pérdida de peso. En un estudio publicado en el American Journal of Clinical Nutrition, se demostró que la ingestión de extracto de té verde antes del ejercicio ayudó a los hombres a quemar un 17 por ciento más de grasa durante un entrenamiento cardiovascular de 30 minutos.

Peor bebida: Coca-Cola ($ 1.49 por 2 litros)

Es un hecho bien conocido que los refrescos son nutricionalmente vacíos y están cargados de azúcar, por lo que no debería sorprender que sea una mala elección para su bebida antes del entrenamiento. Los refrescos con alto contenido de azúcar además de su carbonatación pueden provocar no solo una caída del azúcar, sino también calambres estomacales y náuseas durante el entrenamiento.

Peor bebida: limonada Minute Maid ($ 2.29 por 64 onzas)

Las variedades compradas en la tienda de esta bebida clásica están hechas con los mismos edulcorantes que los refrescos y contienen la misma cantidad de azúcar. Entonces, los efectos dañinos de la limonada en sus entrenamientos son los mismos que los de los refrescos. Si anhela ese toque cítrico, intente hacer agua con sabor remojando limones o limas en agua helada.

Peor bebida: bebida energética Rockstar:

8. Hay filas y filas de bebidas energéticas en la tienda de comestibles en estos días. Todos afirman proporcionar la energía que necesita para realizar cualquier actividad, ya sea un entrenamiento intenso o un largo día en la oficina. Pero lo que no se menciona es la gran cantidad de calorías y azúcar que se encuentran en estas bebidas. Rockstar es uno de los peores, con una lata de 16 onzas con 280 calorías y 62 gramos de azúcar.

Peor bebida: Batido de entrenamiento de bayas proteicas de Jamba Juice ($ 4.00- $ 6.00 por original de 24 onzas)

Por supuesto, los batidos de frutas tienen la imagen de ser una bebida inocente, pero eche un vistazo más de cerca a la información nutricional en su tienda de batidos favorita y se llevará una sorpresa. El batido de pre-entrenamiento de Jamba Juices tiene 380 calorías y 62 gramos de azúcar.

Peor bebida: Mocha de chocolate blanco de Starbuck ($ 4.00- $ 5.00 por Venti de 20 onzas)

): Después de escuchar que el café es una buena bebida antes de hacer ejercicio, es posible que sienta la tentación de pasar por Starbucks de camino al gimnasio. Piénselo dos veces: la cantidad de café real en la mayoría de las bebidas mezcladas de Starbucks es mínima. Un Venti te costará 580 calorías, 22 gramos de grasa y 75 gramos de azúcar. Puede ser difícil moverse en la caminadora después de derribar una de estas.


¿Qué debo beber mientras hago ejercicio?

Cuánto y qué debe beber mientras hace ejercicio.

Mire en el mercado y verá una variedad vertiginosa de bebidas deportivas que prometen ayudarlo a durar más tiempo, fortalecerse, correr más rápido y recuperarse mejor. Pero, ¿qué debes beber para tus entrenamientos?

Ciertamente, es importante mantenerse hidratado durante el ejercicio. Pero para el entrenamiento promedio de 60 minutos o menos, normalmente no necesita nada más que agua. Si lleva más de una hora, o hace mucho calor y humedad afuera, es posible que necesite las calorías y electrolitos adicionales que proporcionan las bebidas deportivas.

Cada individuo tiene diferentes necesidades según el peso, la tasa de sudoración y la intensidad de su trabajo. Esto es lo que necesita saber para mantenerse hidratado.

PEGAR AL AGUA. El agua simple es la mejor manera de hacerlo. Pero si no puede soportarlo, pruebe una de las muchas aguas aromatizadas y sin calorías que hay en el mercado. Asegúrese de leer la etiqueta nutricional y evite el exceso de calorías y azúcar. Si desea una opción natural que sea un poco más sabrosa, intente agregar una rodaja de naranja, limón, lima, pomelo, algunas hojas de menta o incluso pepino al agua.

MANTÉNGASE HIDRATADO DURANTE EL DÍA. Esta es la mejor manera de evitar un empujón de última hora para beber líquidos antes de un entrenamiento, una sensación de chapoteo o náuseas mientras estás en la carretera y paradas en boxes no deseadas mientras corres. Por lo tanto, beba pequeñas cantidades de agua o bebidas sin calorías durante todo el día. Una buena regla general es tratar de beber la mitad de su peso corporal en onzas al día. Entonces, si pesa 200 libras, apunte a 100 onzas durante todo el día. Si pesa 150 libras, apunte a 75.

HACER LA COMPROBACIÓN DEL BAÑO. Cuando esté adecuadamente hidratado, su orina será del color de una limonada pálida o paja. Si está despejado, está bebiendo demasiado. Si es del color del jugo de manzana, beba más.

BEBE CUANDO TENGAS SED. Eso y rsquos el consejo de la Asociación Internacional de Directores Médicos de Maratón y Tim Noakes, M.D., autor de Encharcado: el grave problema de la sobrehidratación en los deportes de resistencia. El mecanismo de sed de body & rsquos está exquisitamente ajustado para indicarle cuándo necesita hidratarse.

BEBE MÁS CUANDO ESTÁ CALIENTE Y HÚMEDO. La hidratación se vuelve más importante durante el ejercicio intenso en el calor. Cuando hace calor y estás sudando, es más fácil deshidratarte. Incluso una deshidratación leve puede hacer que el esfuerzo se sienta más difícil. Así que beba más agua y electrolitos cuando haga calor y esté húmedo afuera. La mejor apuesta para la rehidratación es consumir una bebida baja en calorías que contenga electrolitos como sodio y potasio. Las buenas opciones incluyen bebidas deportivas (reduzca las calorías si hace ejercicio), pruebe el agua de coco o el agua con una rodaja de fruta. El toque refrescante de sabor puede llevarlo a beber más. ¿Cuánto es suficiente? Trate de beber para satisfacer su sed. Si quiere ser técnico al respecto, simplemente pésese antes de salir y una vez más cuando regrese. Por cada libra de peso corporal que pierda, intente beber al menos 16 onzas de líquido. Sabrá que ha consumido lo suficiente cuando su orina tenga un color amarillo claro.

COMPRUEBE LA ETIQUETA ANTES DE BEBER. Muchas bebidas deportivas se ven atractivas, pero también están cargadas de calorías y azúcar, lo que facilita el consumo de todas las calorías que tanto le costó quemar. Evite las bebidas de café especiales, las bebidas deportivas de alto octanaje e incluso los jugos de frutas, todos los cuales pueden tener un alto contenido de calorías. A menos que su entrenamiento haya durado más de una hora o le haga sudar mucho, limítese a algo tan simple como agua con una rodaja de limón. Si está buscando reemplazar los electrolitos, elija una bebida deportiva sin calorías o incluso agua de coco. Recuerde, si su objetivo es mantenerse hidratado y al mismo tiempo perder peso no deseado, elija una bebida con menos de 50 calorías por cada porción de 16 onzas.

OBTENGA UN PRERUN JOLT. Está bien beber café o té con cafeína antes de hacer ejercicio. De hecho, los estudios han demostrado que la cafeína aumenta la energía y el estado de alerta. Solo asegúrate de dejar suficiente tiempo entre tu java y tu carrera para ir al baño. El calor del líquido hace que los intestinos se muevan, y no querrás tener que hacer una parada no deseada mientras corres.

HACER LA PRUEBA DE SUDOR. Si tiene curiosidad por ver cuánto líquido pierde durante un entrenamiento de una hora, aquí le explicamos cómo averiguarlo: Pésese desnudo antes de un entrenamiento y luego de nuevo después de haber terminado. Si perdiste una libra durante el entrenamiento, sudaste 16 onzas (una libra). La próxima vez, cuando haga ejercicio en condiciones similares, intente consumir 16 onzas de líquidos durante el entrenamiento para reemplazar lo que perdió a través de la sudoración.

REHIDRATAR EL ENTRENAMIENTO. ¿Tiene vetas blancas en la piel o en la ropa después de hacer ejercicio? Significa que llevas un suéter salado. Ha perdido mucho sodio. Tome una bebida deportiva o agua con una tableta de electrolitos. Hay muchos tipos de tabletas de electrolitos bajas en calorías y sin azúcar, que se disuelven rápidamente en agua y ayudan a reponer los electrolitos. También puede probar el jugo de verduras, que es una buena fuente de sodio.

Si está buscando un impulso, pruebe esta receta totalmente natural para hacer su propia bebida deportiva. Simplemente combine estos ingredientes:


¿Qué debo beber mientras hago ejercicio?

Cuánto y qué debe beber mientras hace ejercicio.

Mire en el mercado y encontrará una asombrosa variedad de bebidas deportivas que prometen ayudarlo a durar más tiempo, fortalecerse, correr más rápido y recuperarse mejor. Pero, ¿qué debes beber para tus entrenamientos?

Ciertamente, es importante mantenerse hidratado durante el ejercicio. Pero para el entrenamiento promedio de 60 minutos o menos, normalmente no necesita nada más que agua. Si lleva más de una hora, o hace calor y humedad afuera, es posible que necesite las calorías y electrolitos adicionales que proporcionan las bebidas deportivas.

Cada individuo tiene diferentes necesidades según el peso, la tasa de sudoración y la intensidad de su trabajo. Esto es lo que necesita saber para mantenerse hidratado.

PEGAR AL AGUA. El agua simple es la mejor manera de hacerlo. Pero si no puede soportarlo, pruebe una de las muchas aguas aromatizadas y sin calorías que hay en el mercado. Asegúrese de leer la etiqueta nutricional y evite el exceso de calorías y azúcar. Si desea una opción natural que sea un poco más sabrosa, intente agregar una rodaja de naranja, limón, lima, pomelo, algunas hojas de menta o incluso pepino al agua.

MANTÉNGASE HIDRATADO DURANTE EL DÍA. Esta es la mejor manera de evitar un empujón de última hora para beber líquidos antes de un entrenamiento, una sensación de chapoteo o náuseas mientras estás en la carretera y paradas en boxes no deseadas mientras corres. Por lo tanto, beba pequeñas cantidades de agua o bebidas sin calorías durante todo el día. Una buena regla general es tratar de beber la mitad de su peso corporal en onzas al día. Entonces, si pesa 200 libras, apunte a 100 onzas durante todo el día. Si pesa 150 libras, apunte a 75.

HAGA LA COMPROBACIÓN DEL BAÑO. Cuando esté adecuadamente hidratado, su orina será del color de una limonada pálida o paja. Si está despejado, está bebiendo demasiado. Si es del color del jugo de manzana, beba más.

BEBE CUANDO TENGAS SED. Eso y rsquos el consejo de la Asociación Internacional de Directores Médicos de Maratón y Tim Noakes, M.D., autor de Encharcado: el grave problema de la sobrehidratación en los deportes de resistencia. El mecanismo de sed de body & rsquos está exquisitamente ajustado para indicarle cuándo necesita hidratarse.

BEBE MÁS CUANDO ESTÁ CALIENTE Y HÚMEDO. La hidratación se vuelve más importante durante el ejercicio intenso en el calor. Cuando hace calor y estás sudando, es más fácil deshidratarte. Incluso una deshidratación leve puede hacer que el esfuerzo se sienta más difícil. Así que beba más agua y electrolitos cuando haga calor y esté húmedo afuera. La mejor apuesta para la rehidratación es consumir una bebida baja en calorías que contenga electrolitos como sodio y potasio. Las buenas opciones incluyen bebidas deportivas (reduzca las calorías si hace ejercicio), pruebe el agua de coco o el agua con una rodaja de fruta. El toque refrescante de sabor puede llevarlo a beber más. ¿Cuánto es suficiente? Trate de beber para satisfacer su sed. Si quiere ser técnico al respecto, simplemente pésese antes de salir y una vez más cuando regrese. Por cada libra de peso corporal que pierda, intente beber al menos 16 onzas de líquido. Sabrá que ha consumido lo suficiente cuando su orina tenga un color amarillo claro.

COMPRUEBE LA ETIQUETA ANTES DE BEBER. Muchas bebidas deportivas se ven atractivas, pero también están cargadas de calorías y azúcar, lo que facilita el consumo de todas las calorías que tanto le costó quemar. Evite las bebidas de café especiales, las bebidas deportivas de alto octanaje e incluso los jugos de frutas, todos los cuales pueden tener un alto contenido de calorías. A menos que su entrenamiento haya durado más de una hora o le haga sudar mucho, limítese a algo tan simple como agua con una rodaja de limón. Si está buscando reemplazar los electrolitos, elija una bebida deportiva sin calorías o incluso agua de coco. Recuerde, si su objetivo es mantenerse hidratado y al mismo tiempo perder peso no deseado, elija una bebida con menos de 50 calorías por cada porción de 16 onzas.

OBTENGA UN PRERUN JOLT. Está bien beber café o té con cafeína antes de hacer ejercicio. De hecho, los estudios han demostrado que la cafeína aumenta la energía y el estado de alerta. Solo asegúrate de dejar suficiente tiempo entre tu java y tu carrera para ir al baño. El calor del líquido hace que los intestinos se muevan, y no querrás tener que hacer una parada no deseada mientras corres.

HACER LA PRUEBA DE SUDOR. Si tiene curiosidad por ver cuánto líquido pierde durante un entrenamiento de una hora, aquí le explicamos cómo averiguarlo: Pésese desnudo antes de un entrenamiento y luego de nuevo después de haber terminado. Si perdiste una libra durante el entrenamiento, sudaste 16 onzas (una libra). La próxima vez, cuando haga ejercicio en condiciones similares, intente consumir 16 onzas de líquidos durante el entrenamiento para reemplazar lo que perdió a través de la sudoración.

REHIDRATAR EL ENTRENAMIENTO POSTERIOR. ¿Tiene vetas blancas en la piel o en la ropa después de hacer ejercicio? Significa que llevas un suéter salado. Ha perdido mucho sodio. Tome una bebida deportiva o agua con una tableta de electrolitos. Hay muchos tipos de tabletas de electrolitos sin azúcar y bajas en calorías, que se disuelven rápidamente en agua y ayudan a reponer los electrolitos. También puede probar el jugo de verduras, que es una buena fuente de sodio.

Si está buscando un impulso, pruebe esta receta totalmente natural para hacer su propia bebida deportiva. Simplemente combine estos ingredientes:


¿Qué debo beber mientras hago ejercicio?

Cuánto y qué debe beber mientras hace ejercicio.

Mire en el mercado y encontrará una asombrosa variedad de bebidas deportivas que prometen ayudarlo a durar más tiempo, fortalecerse, correr más rápido y recuperarse mejor. Pero, ¿qué debes beber para tus entrenamientos?

Ciertamente, es importante mantenerse hidratado durante el ejercicio. Pero para el entrenamiento promedio de 60 minutos o menos, normalmente no necesita nada más que agua. Si lleva más de una hora, o hace mucho calor y humedad afuera, es posible que necesite las calorías y electrolitos adicionales que proporcionan las bebidas deportivas.

Cada individuo tiene diferentes necesidades según el peso, la tasa de sudoración y la intensidad de su trabajo. Esto es lo que necesita saber para mantenerse hidratado.

PEGAR AL AGUA. El agua simple es la mejor manera de hacerlo. Pero si no puede soportarlo, pruebe una de las muchas aguas aromatizadas y sin calorías que hay en el mercado. Asegúrese de leer la etiqueta nutricional y evite el exceso de calorías y azúcar. Si desea una opción natural que sea un poco más sabrosa, intente agregar una rodaja de naranja, limón, lima, pomelo, algunas hojas de menta o incluso pepino al agua.

MANTÉNGASE HIDRATADO DURANTE EL DÍA. Esta es la mejor manera de evitar un empujón de última hora para beber líquidos antes de un entrenamiento, una sensación de chapoteo o náuseas mientras estás en la carretera y paradas en boxes no deseadas mientras corres. Por lo tanto, beba pequeñas cantidades de agua o bebidas sin calorías durante todo el día. Una buena regla general es tratar de beber la mitad de su peso corporal en onzas al día. Entonces, si pesa 200 libras, apunte a 100 onzas durante todo el día. Si pesa 150 libras, apunte a 75.

HACER LA COMPROBACIÓN DEL BAÑO. Cuando esté adecuadamente hidratado, su orina será del color de una limonada pálida o paja. Si está despejado, está bebiendo demasiado. Si es del color del jugo de manzana, beba más.

BEBE CUANDO TENGAS SED. Eso y rsquos el consejo de la Asociación Internacional de Directores Médicos de Maratón y Tim Noakes, M.D., autor de Encharcado: el grave problema de la sobrehidratación en los deportes de resistencia. El mecanismo de sed de body & rsquos está exquisitamente ajustado para indicarle cuándo necesita hidratarse.

BEBE MÁS CUANDO ESTÁ CALIENTE Y HÚMEDO. La hidratación se vuelve más importante durante el ejercicio intenso en el calor. Cuando hace calor y estás sudando, es más fácil deshidratarte. Incluso una deshidratación leve puede hacer que el esfuerzo se sienta más difícil. Así que beba más agua y electrolitos cuando haga calor y esté húmedo afuera. La mejor apuesta para la rehidratación es consumir una bebida baja en calorías que contenga electrolitos como sodio y potasio. Las buenas opciones incluyen bebidas deportivas (reduzca las calorías si hace ejercicio), pruebe el agua de coco o el agua con una rodaja de fruta. El toque refrescante de sabor puede llevarlo a beber más. ¿Cuánto es suficiente? Trate de beber para satisfacer su sed. Si quiere ser técnico al respecto, simplemente pésese antes de salir y una vez más cuando regrese. Por cada libra de peso corporal que pierda, intente beber al menos 16 onzas de líquido. Sabrá que ha consumido lo suficiente cuando su orina tenga un color amarillo claro.

COMPRUEBE LA ETIQUETA ANTES DE BEBER. Muchas bebidas deportivas se ven atractivas, pero también están cargadas de calorías y azúcar, lo que facilita el consumo de todas las calorías que tanto le costó quemar. Evite las bebidas de café especiales, las bebidas deportivas de alto octanaje e incluso los jugos de frutas, todos los cuales pueden tener un alto contenido de calorías. A menos que su entrenamiento haya durado más de una hora o le haga sudar mucho, limítese a algo tan simple como agua con una rodaja de limón. Si está buscando reemplazar los electrolitos, elija una bebida deportiva sin calorías o incluso agua de coco. Recuerde, si su objetivo es mantenerse hidratado y al mismo tiempo perder peso no deseado, elija una bebida con menos de 50 calorías por cada porción de 16 onzas.

OBTENGA UN PRERUN JOLT. Está bien beber café o té con cafeína antes de hacer ejercicio. De hecho, los estudios han demostrado que la cafeína aumenta la energía y el estado de alerta. Solo asegúrate de dejar suficiente tiempo entre tu java y tu carrera para ir al baño. El calor del líquido hace que los intestinos se muevan, y no querrás tener que hacer una parada no deseada mientras corres.

HACER LA PRUEBA DE SUDOR. Si tiene curiosidad por ver cuánto líquido pierde durante un entrenamiento de una hora, aquí le explicamos cómo averiguarlo: Pésese desnudo antes de un entrenamiento y luego de nuevo después de haber terminado. Si perdiste una libra durante el entrenamiento, sudaste 16 onzas (una libra). La próxima vez, cuando haga ejercicio en condiciones similares, intente consumir 16 onzas de líquidos durante el entrenamiento para reemplazar lo que perdió a través de la sudoración.

REHIDRATAR EL ENTRENAMIENTO. ¿Tiene vetas blancas en la piel o en la ropa después de hacer ejercicio? Significa que llevas un suéter salado. Ha perdido mucho sodio. Tome una bebida deportiva o agua con una tableta de electrolitos. Hay muchos tipos de tabletas de electrolitos bajas en calorías y sin azúcar, que se disuelven rápidamente en agua y ayudan a reponer los electrolitos. También puede probar el jugo de verduras, que es una buena fuente de sodio.

Si está buscando un impulso, pruebe esta receta totalmente natural para hacer su propia bebida deportiva. Simplemente combine estos ingredientes:


¿Qué debo beber mientras hago ejercicio?

Cuánto y qué debe beber mientras hace ejercicio.

Mire en el mercado y encontrará una asombrosa variedad de bebidas deportivas que prometen ayudarlo a durar más tiempo, fortalecerse, correr más rápido y recuperarse mejor. Pero, ¿qué debes beber para tus entrenamientos?

Ciertamente, es importante mantenerse hidratado durante el ejercicio. Pero para el entrenamiento promedio de 60 minutos o menos, normalmente no necesitas nada más que agua. Si lleva más de una hora, o hace calor y humedad afuera, es posible que necesite las calorías y electrolitos adicionales que proporcionan las bebidas deportivas.

Cada individuo tiene diferentes necesidades según el peso, la tasa de sudoración y la intensidad de su trabajo. Esto es lo que necesita saber para mantenerse hidratado.

PEGAR AL AGUA. El agua simple es la mejor manera de hacerlo. Pero si no puede soportarlo, pruebe una de las muchas aguas aromatizadas y sin calorías que hay en el mercado. Asegúrese de leer la etiqueta nutricional y evite el exceso de calorías y azúcar. Si desea una opción natural que sea un poco más sabrosa, intente agregar una rodaja de naranja, limón, lima, pomelo, algunas hojas de menta o incluso pepino al agua.

MANTÉNGASE HIDRATADO DURANTE EL DÍA. Esta es la mejor manera de evitar un empujón de última hora para beber líquidos antes de un entrenamiento, una sensación de chapoteo o náuseas mientras estás en la carretera y paradas en boxes no deseadas mientras corres. Por lo tanto, beba pequeñas cantidades de agua o bebidas sin calorías durante todo el día. Una buena regla general es tratar de beber la mitad de su peso corporal en onzas al día. Entonces, si pesa 200 libras, apunte a 100 onzas durante todo el día. Si pesa 150 libras, apunte a 75.

HAGA LA COMPROBACIÓN DEL BAÑO. Cuando esté adecuadamente hidratado, su orina será del color de una limonada pálida o paja. Si está despejado, está bebiendo demasiado. Si es del color del jugo de manzana, beba más.

BEBE CUANDO TENGAS SED. Eso y rsquos el consejo de la Asociación Internacional de Directores Médicos de Maratón y Tim Noakes, M.D., autor de Encharcado: el grave problema de la sobrehidratación en los deportes de resistencia. El mecanismo de sed de body & rsquos está exquisitamente ajustado para indicarle cuándo necesita hidratarse.

BEBE MÁS CUANDO ESTÁ CALIENTE Y HÚMEDO. La hidratación se vuelve más importante durante el ejercicio intenso en el calor. Cuando hace calor y estás sudando, es más fácil deshidratarte. Incluso una deshidratación leve puede hacer que el esfuerzo se sienta más difícil. Así que beba más agua y electrolitos cuando haga calor y esté húmedo afuera. La mejor apuesta para la rehidratación es consumir una bebida baja en calorías que contenga electrolitos como sodio y potasio. Las buenas opciones incluyen bebidas deportivas (reduzca las calorías si hace ejercicio), pruebe el agua de coco o el agua con una rodaja de fruta. El toque refrescante de sabor puede llevarlo a beber más. ¿Cuánto es suficiente? Trate de beber para satisfacer su sed. Si quiere ser técnico al respecto, simplemente pésese antes de salir y una vez más cuando regrese. Por cada libra de peso corporal que pierda, intente beber al menos 16 onzas de líquido. Sabrá que ha consumido lo suficiente cuando su orina tenga un color amarillo claro.

COMPRUEBE LA ETIQUETA ANTES DE BEBER. Muchas bebidas deportivas se ven atractivas, pero también están cargadas de calorías y azúcar, lo que facilita el consumo de todas las calorías que tanto le costó quemar. Evite las bebidas de café especiales, las bebidas deportivas de alto octanaje e incluso los jugos de frutas, todos los cuales pueden tener un alto contenido de calorías. A menos que su entrenamiento haya durado más de una hora o le haga sudar mucho, limítese a algo tan simple como agua con una rodaja de limón. Si está buscando reemplazar los electrolitos, elija una bebida deportiva sin calorías o incluso agua de coco. Recuerde, si su objetivo es mantenerse hidratado y al mismo tiempo perder peso no deseado, elija una bebida con menos de 50 calorías por cada porción de 16 onzas.

OBTENGA UN PRERUN JOLT. Está bien beber café o té con cafeína antes de hacer ejercicio. De hecho, los estudios han demostrado que la cafeína aumenta la energía y el estado de alerta. Solo asegúrate de dejar suficiente tiempo entre tu java y tu carrera para ir al baño. El calor del líquido hace que los intestinos se muevan, y no querrás tener que hacer una parada no deseada mientras corres.

HACER LA PRUEBA DE SUDOR. Si tiene curiosidad por ver cuánto líquido pierde durante un entrenamiento de una hora, aquí le explicamos cómo averiguarlo: Pésese desnudo antes de un entrenamiento y luego de nuevo después de haber terminado. Si perdiste una libra durante el entrenamiento, sudaste 16 onzas (una libra). La próxima vez, cuando haga ejercicio en condiciones similares, intente consumir 16 onzas de líquidos durante el entrenamiento para reemplazar lo que perdió a través de la sudoración.

REHIDRATAR EL ENTRENAMIENTO POSTERIOR. ¿Tiene vetas blancas en la piel o en la ropa después de hacer ejercicio? Significa que llevas un suéter salado. Ha perdido mucho sodio. Tome una bebida deportiva o agua con una tableta de electrolitos. Hay muchos tipos de tabletas de electrolitos sin azúcar y bajas en calorías, que se disuelven rápidamente en agua y ayudan a reponer los electrolitos. También puede probar el jugo de verduras, que es una buena fuente de sodio.

Si está buscando un impulso, pruebe esta receta totalmente natural para hacer su propia bebida deportiva. Simplemente combine estos ingredientes:


¿Qué debo beber mientras hago ejercicio?

Cuánto y qué debe beber mientras hace ejercicio.

Mire en el mercado y verá una variedad vertiginosa de bebidas deportivas que prometen ayudarlo a durar más tiempo, fortalecerse, correr más rápido y recuperarse mejor. Pero, ¿qué debes beber para tus entrenamientos?

Ciertamente, es importante mantenerse hidratado durante el ejercicio. Pero para el entrenamiento promedio de 60 minutos o menos, normalmente no necesita nada más que agua. Si lleva más de una hora, o hace calor y humedad afuera, es posible que necesite las calorías y electrolitos adicionales que proporcionan las bebidas deportivas.

Cada individuo tiene diferentes necesidades según el peso, la tasa de sudoración y la intensidad de su trabajo. Esto es lo que necesita saber para mantenerse hidratado.

PEGAR AL AGUA. El agua simple es la mejor manera de hacerlo. Pero si no puede soportarlo, pruebe una de las muchas aguas aromatizadas y sin calorías que hay en el mercado. Asegúrese de leer la etiqueta nutricional y evite el exceso de calorías y azúcar. Si desea una opción natural que sea un poco más sabrosa, intente agregar una rodaja de naranja, limón, lima, pomelo, algunas hojas de menta o incluso pepino al agua.

MANTÉNGASE HIDRATADO DURANTE EL DÍA. Esta es la mejor manera de evitar un empujón de última hora para beber líquidos antes de un entrenamiento, una sensación de chapoteo o náuseas mientras estás en la carretera y paradas en boxes no deseadas mientras corres. Por lo tanto, beba pequeñas cantidades de agua o bebidas sin calorías durante todo el día. Una buena regla general es tratar de beber la mitad de su peso corporal en onzas al día. Entonces, si pesa 200 libras, apunte a 100 onzas durante todo el día. Si pesa 150 libras, apunte a 75.

HACER LA COMPROBACIÓN DEL BAÑO. Cuando esté adecuadamente hidratado, su orina será del color de una limonada pálida o paja. Si está despejado, está bebiendo demasiado. Si es del color del jugo de manzana, beba más.

BEBE CUANDO TENGAS SED. Eso y rsquos el consejo de la Asociación Internacional de Directores Médicos de Maratón y Tim Noakes, M.D., autor de Encharcado: el grave problema de la sobrehidratación en los deportes de resistencia. El mecanismo de sed de body & rsquos está exquisitamente ajustado para indicarle cuándo necesita hidratarse.

BEBE MÁS CUANDO ESTÁ CALIENTE Y HÚMEDO. La hidratación se vuelve más importante durante el ejercicio intenso en el calor. Cuando hace calor y estás sudando, es más fácil deshidratarte. Incluso una deshidratación leve puede hacer que el esfuerzo se sienta más difícil. Así que beba más agua y electrolitos cuando haga calor y esté húmedo afuera. La mejor apuesta para la rehidratación es consumir una bebida baja en calorías que contenga electrolitos como sodio y potasio. Las buenas opciones incluyen bebidas deportivas (reduzca las calorías si hace ejercicio), pruebe el agua de coco o el agua con una rodaja de fruta. El toque refrescante de sabor puede llevarlo a beber más. ¿Cuánto es suficiente? Trate de beber para satisfacer su sed. Si quiere ser técnico al respecto, simplemente pésese antes de salir y una vez más cuando regrese. Por cada libra de peso corporal que pierda, intente beber al menos 16 onzas de líquido. Sabrá que ha consumido lo suficiente cuando su orina tenga un color amarillo claro.

COMPRUEBE LA ETIQUETA ANTES DE BEBER. Muchas bebidas deportivas se ven atractivas, pero también están cargadas de calorías y azúcar, lo que facilita el consumo de todas las calorías que tanto le costó quemar. Evite las bebidas de café especiales, las bebidas deportivas de alto octanaje e incluso los jugos de frutas, todos los cuales pueden tener un alto contenido de calorías. A menos que su entrenamiento haya durado más de una hora o le haga sudar mucho, limítese a algo tan simple como agua con una rodaja de limón. Si está buscando reemplazar los electrolitos, elija una bebida deportiva sin calorías o incluso agua de coco. Recuerde, si su objetivo es mantenerse hidratado y al mismo tiempo perder peso no deseado, elija una bebida con menos de 50 calorías por cada porción de 16 onzas.

OBTENGA UN PRERUN JOLT. Está bien beber café o té con cafeína antes de hacer ejercicio. De hecho, los estudios han demostrado que la cafeína aumenta la energía y el estado de alerta. Solo asegúrate de dejar suficiente tiempo entre tu java y tu carrera para ir al baño. El calor del líquido hace que los intestinos se muevan, y no querrás tener que hacer una parada no deseada mientras corres.

HACER LA PRUEBA DE SUDOR. Si tiene curiosidad por ver cuánto líquido pierde durante un entrenamiento de una hora, aquí le explicamos cómo averiguarlo: Pésese desnudo antes de un entrenamiento y luego de nuevo después de haber terminado. Si perdiste una libra durante el entrenamiento, sudaste 16 onzas (una libra). La próxima vez, cuando haga ejercicio en condiciones similares, intente consumir 16 onzas de líquidos durante el entrenamiento para reemplazar lo que perdió a través de la sudoración.

REHIDRATAR EL ENTRENAMIENTO. ¿Tiene vetas blancas en la piel o en la ropa después de hacer ejercicio? Significa que llevas un suéter salado. Ha perdido mucho sodio. Tome una bebida deportiva o agua con una tableta de electrolitos. Hay muchos tipos de tabletas de electrolitos sin azúcar y bajas en calorías, que se disuelven rápidamente en agua y ayudan a reponer los electrolitos. También puede probar el jugo de verduras, que es una buena fuente de sodio.

Si estás buscando un impulso, prueba esta receta totalmente natural para hacer tu propia bebida deportiva. Simplemente combine estos ingredientes:


¿Qué debo beber mientras hago ejercicio?

Cuánto y qué debe beber mientras hace ejercicio.

Mire en el mercado y encontrará una asombrosa variedad de bebidas deportivas que prometen ayudarlo a durar más tiempo, fortalecerse, correr más rápido y recuperarse mejor. Pero, ¿qué debes beber para tus entrenamientos?

Ciertamente, es importante mantenerse hidratado durante el ejercicio. Pero para el entrenamiento promedio de 60 minutos o menos, normalmente no necesita nada más que agua. Si lleva más de una hora, o hace mucho calor y humedad afuera, es posible que necesite las calorías y electrolitos adicionales que proporcionan las bebidas deportivas.

Cada individuo tiene diferentes necesidades según el peso, la tasa de sudoración y la intensidad de su trabajo. Esto es lo que necesita saber para mantenerse hidratado.

PEGAR AL AGUA. El agua simple es la mejor manera de hacerlo. Pero si no puede soportarlo, pruebe una de las muchas aguas aromatizadas y sin calorías que hay en el mercado. Asegúrese de leer la etiqueta nutricional y evite el exceso de calorías y azúcar. Si desea una opción natural que sea un poco más sabrosa, intente agregar una rodaja de naranja, limón, lima, pomelo, algunas hojas de menta o incluso pepino al agua.

MANTÉNGASE HIDRATADO DURANTE EL DÍA. This is the best way to avoid a last-minute push to pound fluids before a workout, a sloshy or nauseous feeling while you&rsquore on the road, and unwanted pit stops on your run. So sip small amounts of water or calorie-free beverages throughout each day. A good rule of thumb is to aim to drink half your body weight in ounces daily. So if you weigh 200 pounds, aim for 100 ounces throughout the day. If you weigh 150 pounds, aim for 75.

DO THE BATHROOM CHECK. When you&rsquore adequately hydrated, your urine will be the color of pale lemonade or straw. If it&rsquos clear, you're drinking too much. If it's the color of apple juice, drink more.

DRINK WHEN YOU&rsquoRE THIRSTY. That&rsquos the advice from the International Marathon Medical Directors Association and Tim Noakes, M.D., author of Waterlogged: The Serious Problem of Overhydration in Endurance Sports. The body&rsquos thirst mechanism is exquisitely tuned to tell you when you need to hydrate.

DRINK MORE WHEN IT'S HOT AND HUMID. Hydration becomes most important during intense exercise in the heat. When it's hot and you're sweating, it's easier to get dehydrated. Even slight dehydration can make the effort feel tougher. So drink extra water and electrolytes when it's hot &/humid outside. The best bet for rehydration is to consume a low-cal beverage that contains electrolytes such as sodium and potassium. Good choices include sports drinks (go low-cal if your workout), try coconut water, or water with a slice of fruit. The refreshing hint of flavor may drive you to drink more. How much is enough? Try to drink to match your thirst. If you want to be technical about it, simply weigh yourself before heading out and once again when you return. For every pound of body weight you lose, aim to drink at least 16 oz of fluid. You'll know you've consumed enough when your urine runs light yellow in color.

CHECK THE LABEL BEFORE YOU SIP. Many sports drinks look appealing, but they are also laden with calories and sugar, which makes it easy to consume all the calories that you worked so hard to burn. Avoid specialty coffee drinks, high-octane sports drinks, and even fruit juice, all of which can be high in calories. Unless your workout lasted over an hour or cause you to sweat profusely, stick to something as simple as water with a slice of lime. If you're looking to replace electrolytes, choose a calorie-free sports drink or even coconut water. Remember, if your goal is to stay hydrated while also shedding unwanted weight, choose a drink with less than 50 calories for every 16-ounce serving.

GET A JOLT PRERUN. It&rsquos okay to drink coffee or caffeinated tea before a workout. In fact studies have shown that caffeine boosts energy and alertness. Just be sure to leave enough time between your java and your run to hit the bathroom. The heat of the liquid gets the bowels moving, and you don&rsquot want to have to make an unwanted stop on the run.

DO THE SWEAT TEST. If you&rsquore curious to see how much fluid you lose during an hour-long workout, here&rsquos how to find out: Weigh yourself naked before a workout, then again after you&rsquore done. If you lost one pound during the workout, you sweated 16 ounces (one pound). Next time, when you&rsquore working out in similar conditions, aim for 16 ounces of fluids during the workout to replace what you lost through sweating.

REHYDRATE POSTWORKOUT. Do you have white streaks on your skin or clothes after your workout? It means you&rsquore a salty sweater. You&rsquove lost a lot of sodium. Have a sports drink or water with an electrolyte tablet. There are many types of sugar-free, low-calorie electrolyte tablets, which dissolve quickly in water and help replenish electrolytes. You might also try vegetable juice, which is a good source of sodium.

If you&rsquore looking for a boost, try this all-natural recipe to make your own sports drink. Just combine these ingredients:


What Should I Drink While Exercising?

How much and what you should drink while working out.

Look on the market and there are a dizzying array of sports drinks that promise to help you go longer, get stronger, run faster, and recover better. But what should you drink for your workouts?

Certainly it&rsquos important to stay hydrated during exercise. But for the average workout of 60 minutes or less, you typically won&rsquot need anything more than water. If you&rsquore going longer than an hour, or it&rsquos hot and humid outside, then you may need the extra calories and electrolytes that sports drinks provide.

Each individual has different needs based on weight, sweat rate, and how hard you&rsquore working. Here is what you need to know to stay hydrated.

STICK TO WATER. Simple water is the best way to go. But if you just can&rsquot stomach it, try one of the many flavored, calorie-free waters on the market. Be sure to read the nutrition label and avoid extra calories and sugar. If you want a natural option that&rsquos a little tastier, try adding a slice of orange, lemon, lime, grapefruit, a few mint leaves, or even cucumber to your water.

STAY HYDRATED THROUGHOUT THE DAY. This is the best way to avoid a last-minute push to pound fluids before a workout, a sloshy or nauseous feeling while you&rsquore on the road, and unwanted pit stops on your run. So sip small amounts of water or calorie-free beverages throughout each day. A good rule of thumb is to aim to drink half your body weight in ounces daily. So if you weigh 200 pounds, aim for 100 ounces throughout the day. If you weigh 150 pounds, aim for 75.

DO THE BATHROOM CHECK. When you&rsquore adequately hydrated, your urine will be the color of pale lemonade or straw. If it&rsquos clear, you're drinking too much. If it's the color of apple juice, drink more.

DRINK WHEN YOU&rsquoRE THIRSTY. That&rsquos the advice from the International Marathon Medical Directors Association and Tim Noakes, M.D., author of Waterlogged: The Serious Problem of Overhydration in Endurance Sports. The body&rsquos thirst mechanism is exquisitely tuned to tell you when you need to hydrate.

DRINK MORE WHEN IT'S HOT AND HUMID. Hydration becomes most important during intense exercise in the heat. When it's hot and you're sweating, it's easier to get dehydrated. Even slight dehydration can make the effort feel tougher. So drink extra water and electrolytes when it's hot &/humid outside. The best bet for rehydration is to consume a low-cal beverage that contains electrolytes such as sodium and potassium. Good choices include sports drinks (go low-cal if your workout), try coconut water, or water with a slice of fruit. The refreshing hint of flavor may drive you to drink more. How much is enough? Try to drink to match your thirst. If you want to be technical about it, simply weigh yourself before heading out and once again when you return. For every pound of body weight you lose, aim to drink at least 16 oz of fluid. You'll know you've consumed enough when your urine runs light yellow in color.

CHECK THE LABEL BEFORE YOU SIP. Many sports drinks look appealing, but they are also laden with calories and sugar, which makes it easy to consume all the calories that you worked so hard to burn. Avoid specialty coffee drinks, high-octane sports drinks, and even fruit juice, all of which can be high in calories. Unless your workout lasted over an hour or cause you to sweat profusely, stick to something as simple as water with a slice of lime. If you're looking to replace electrolytes, choose a calorie-free sports drink or even coconut water. Remember, if your goal is to stay hydrated while also shedding unwanted weight, choose a drink with less than 50 calories for every 16-ounce serving.

GET A JOLT PRERUN. It&rsquos okay to drink coffee or caffeinated tea before a workout. In fact studies have shown that caffeine boosts energy and alertness. Just be sure to leave enough time between your java and your run to hit the bathroom. The heat of the liquid gets the bowels moving, and you don&rsquot want to have to make an unwanted stop on the run.

DO THE SWEAT TEST. If you&rsquore curious to see how much fluid you lose during an hour-long workout, here&rsquos how to find out: Weigh yourself naked before a workout, then again after you&rsquore done. If you lost one pound during the workout, you sweated 16 ounces (one pound). Next time, when you&rsquore working out in similar conditions, aim for 16 ounces of fluids during the workout to replace what you lost through sweating.

REHYDRATE POSTWORKOUT. Do you have white streaks on your skin or clothes after your workout? It means you&rsquore a salty sweater. You&rsquove lost a lot of sodium. Have a sports drink or water with an electrolyte tablet. There are many types of sugar-free, low-calorie electrolyte tablets, which dissolve quickly in water and help replenish electrolytes. You might also try vegetable juice, which is a good source of sodium.

If you&rsquore looking for a boost, try this all-natural recipe to make your own sports drink. Just combine these ingredients:


What Should I Drink While Exercising?

How much and what you should drink while working out.

Look on the market and there are a dizzying array of sports drinks that promise to help you go longer, get stronger, run faster, and recover better. But what should you drink for your workouts?

Certainly it&rsquos important to stay hydrated during exercise. But for the average workout of 60 minutes or less, you typically won&rsquot need anything more than water. If you&rsquore going longer than an hour, or it&rsquos hot and humid outside, then you may need the extra calories and electrolytes that sports drinks provide.

Each individual has different needs based on weight, sweat rate, and how hard you&rsquore working. Here is what you need to know to stay hydrated.

STICK TO WATER. Simple water is the best way to go. But if you just can&rsquot stomach it, try one of the many flavored, calorie-free waters on the market. Be sure to read the nutrition label and avoid extra calories and sugar. If you want a natural option that&rsquos a little tastier, try adding a slice of orange, lemon, lime, grapefruit, a few mint leaves, or even cucumber to your water.

STAY HYDRATED THROUGHOUT THE DAY. This is the best way to avoid a last-minute push to pound fluids before a workout, a sloshy or nauseous feeling while you&rsquore on the road, and unwanted pit stops on your run. So sip small amounts of water or calorie-free beverages throughout each day. A good rule of thumb is to aim to drink half your body weight in ounces daily. So if you weigh 200 pounds, aim for 100 ounces throughout the day. If you weigh 150 pounds, aim for 75.

DO THE BATHROOM CHECK. When you&rsquore adequately hydrated, your urine will be the color of pale lemonade or straw. If it&rsquos clear, you're drinking too much. If it's the color of apple juice, drink more.

DRINK WHEN YOU&rsquoRE THIRSTY. That&rsquos the advice from the International Marathon Medical Directors Association and Tim Noakes, M.D., author of Waterlogged: The Serious Problem of Overhydration in Endurance Sports. The body&rsquos thirst mechanism is exquisitely tuned to tell you when you need to hydrate.

DRINK MORE WHEN IT'S HOT AND HUMID. Hydration becomes most important during intense exercise in the heat. When it's hot and you're sweating, it's easier to get dehydrated. Even slight dehydration can make the effort feel tougher. So drink extra water and electrolytes when it's hot &/humid outside. The best bet for rehydration is to consume a low-cal beverage that contains electrolytes such as sodium and potassium. Good choices include sports drinks (go low-cal if your workout), try coconut water, or water with a slice of fruit. The refreshing hint of flavor may drive you to drink more. How much is enough? Try to drink to match your thirst. If you want to be technical about it, simply weigh yourself before heading out and once again when you return. For every pound of body weight you lose, aim to drink at least 16 oz of fluid. You'll know you've consumed enough when your urine runs light yellow in color.

CHECK THE LABEL BEFORE YOU SIP. Many sports drinks look appealing, but they are also laden with calories and sugar, which makes it easy to consume all the calories that you worked so hard to burn. Avoid specialty coffee drinks, high-octane sports drinks, and even fruit juice, all of which can be high in calories. Unless your workout lasted over an hour or cause you to sweat profusely, stick to something as simple as water with a slice of lime. If you're looking to replace electrolytes, choose a calorie-free sports drink or even coconut water. Remember, if your goal is to stay hydrated while also shedding unwanted weight, choose a drink with less than 50 calories for every 16-ounce serving.

GET A JOLT PRERUN. It&rsquos okay to drink coffee or caffeinated tea before a workout. In fact studies have shown that caffeine boosts energy and alertness. Just be sure to leave enough time between your java and your run to hit the bathroom. The heat of the liquid gets the bowels moving, and you don&rsquot want to have to make an unwanted stop on the run.

DO THE SWEAT TEST. If you&rsquore curious to see how much fluid you lose during an hour-long workout, here&rsquos how to find out: Weigh yourself naked before a workout, then again after you&rsquore done. If you lost one pound during the workout, you sweated 16 ounces (one pound). Next time, when you&rsquore working out in similar conditions, aim for 16 ounces of fluids during the workout to replace what you lost through sweating.

REHYDRATE POSTWORKOUT. Do you have white streaks on your skin or clothes after your workout? It means you&rsquore a salty sweater. You&rsquove lost a lot of sodium. Have a sports drink or water with an electrolyte tablet. There are many types of sugar-free, low-calorie electrolyte tablets, which dissolve quickly in water and help replenish electrolytes. You might also try vegetable juice, which is a good source of sodium.

If you&rsquore looking for a boost, try this all-natural recipe to make your own sports drink. Just combine these ingredients:


What Should I Drink While Exercising?

How much and what you should drink while working out.

Look on the market and there are a dizzying array of sports drinks that promise to help you go longer, get stronger, run faster, and recover better. But what should you drink for your workouts?

Certainly it&rsquos important to stay hydrated during exercise. But for the average workout of 60 minutes or less, you typically won&rsquot need anything more than water. If you&rsquore going longer than an hour, or it&rsquos hot and humid outside, then you may need the extra calories and electrolytes that sports drinks provide.

Each individual has different needs based on weight, sweat rate, and how hard you&rsquore working. Here is what you need to know to stay hydrated.

STICK TO WATER. Simple water is the best way to go. But if you just can&rsquot stomach it, try one of the many flavored, calorie-free waters on the market. Be sure to read the nutrition label and avoid extra calories and sugar. If you want a natural option that&rsquos a little tastier, try adding a slice of orange, lemon, lime, grapefruit, a few mint leaves, or even cucumber to your water.

STAY HYDRATED THROUGHOUT THE DAY. This is the best way to avoid a last-minute push to pound fluids before a workout, a sloshy or nauseous feeling while you&rsquore on the road, and unwanted pit stops on your run. So sip small amounts of water or calorie-free beverages throughout each day. A good rule of thumb is to aim to drink half your body weight in ounces daily. So if you weigh 200 pounds, aim for 100 ounces throughout the day. If you weigh 150 pounds, aim for 75.

DO THE BATHROOM CHECK. When you&rsquore adequately hydrated, your urine will be the color of pale lemonade or straw. If it&rsquos clear, you're drinking too much. If it's the color of apple juice, drink more.

DRINK WHEN YOU&rsquoRE THIRSTY. That&rsquos the advice from the International Marathon Medical Directors Association and Tim Noakes, M.D., author of Waterlogged: The Serious Problem of Overhydration in Endurance Sports. The body&rsquos thirst mechanism is exquisitely tuned to tell you when you need to hydrate.

DRINK MORE WHEN IT'S HOT AND HUMID. Hydration becomes most important during intense exercise in the heat. When it's hot and you're sweating, it's easier to get dehydrated. Even slight dehydration can make the effort feel tougher. So drink extra water and electrolytes when it's hot &/humid outside. The best bet for rehydration is to consume a low-cal beverage that contains electrolytes such as sodium and potassium. Good choices include sports drinks (go low-cal if your workout), try coconut water, or water with a slice of fruit. The refreshing hint of flavor may drive you to drink more. How much is enough? Try to drink to match your thirst. If you want to be technical about it, simply weigh yourself before heading out and once again when you return. For every pound of body weight you lose, aim to drink at least 16 oz of fluid. You'll know you've consumed enough when your urine runs light yellow in color.

CHECK THE LABEL BEFORE YOU SIP. Many sports drinks look appealing, but they are also laden with calories and sugar, which makes it easy to consume all the calories that you worked so hard to burn. Avoid specialty coffee drinks, high-octane sports drinks, and even fruit juice, all of which can be high in calories. Unless your workout lasted over an hour or cause you to sweat profusely, stick to something as simple as water with a slice of lime. If you're looking to replace electrolytes, choose a calorie-free sports drink or even coconut water. Remember, if your goal is to stay hydrated while also shedding unwanted weight, choose a drink with less than 50 calories for every 16-ounce serving.

GET A JOLT PRERUN. It&rsquos okay to drink coffee or caffeinated tea before a workout. In fact studies have shown that caffeine boosts energy and alertness. Just be sure to leave enough time between your java and your run to hit the bathroom. The heat of the liquid gets the bowels moving, and you don&rsquot want to have to make an unwanted stop on the run.

DO THE SWEAT TEST. If you&rsquore curious to see how much fluid you lose during an hour-long workout, here&rsquos how to find out: Weigh yourself naked before a workout, then again after you&rsquore done. If you lost one pound during the workout, you sweated 16 ounces (one pound). Next time, when you&rsquore working out in similar conditions, aim for 16 ounces of fluids during the workout to replace what you lost through sweating.

REHYDRATE POSTWORKOUT. Do you have white streaks on your skin or clothes after your workout? It means you&rsquore a salty sweater. You&rsquove lost a lot of sodium. Have a sports drink or water with an electrolyte tablet. There are many types of sugar-free, low-calorie electrolyte tablets, which dissolve quickly in water and help replenish electrolytes. You might also try vegetable juice, which is a good source of sodium.

If you&rsquore looking for a boost, try this all-natural recipe to make your own sports drink. Just combine these ingredients:


What Should I Drink While Exercising?

How much and what you should drink while working out.

Look on the market and there are a dizzying array of sports drinks that promise to help you go longer, get stronger, run faster, and recover better. But what should you drink for your workouts?

Certainly it&rsquos important to stay hydrated during exercise. But for the average workout of 60 minutes or less, you typically won&rsquot need anything more than water. If you&rsquore going longer than an hour, or it&rsquos hot and humid outside, then you may need the extra calories and electrolytes that sports drinks provide.

Each individual has different needs based on weight, sweat rate, and how hard you&rsquore working. Here is what you need to know to stay hydrated.

STICK TO WATER. Simple water is the best way to go. But if you just can&rsquot stomach it, try one of the many flavored, calorie-free waters on the market. Be sure to read the nutrition label and avoid extra calories and sugar. If you want a natural option that&rsquos a little tastier, try adding a slice of orange, lemon, lime, grapefruit, a few mint leaves, or even cucumber to your water.

STAY HYDRATED THROUGHOUT THE DAY. This is the best way to avoid a last-minute push to pound fluids before a workout, a sloshy or nauseous feeling while you&rsquore on the road, and unwanted pit stops on your run. So sip small amounts of water or calorie-free beverages throughout each day. A good rule of thumb is to aim to drink half your body weight in ounces daily. So if you weigh 200 pounds, aim for 100 ounces throughout the day. If you weigh 150 pounds, aim for 75.

DO THE BATHROOM CHECK. When you&rsquore adequately hydrated, your urine will be the color of pale lemonade or straw. If it&rsquos clear, you're drinking too much. If it's the color of apple juice, drink more.

DRINK WHEN YOU&rsquoRE THIRSTY. That&rsquos the advice from the International Marathon Medical Directors Association and Tim Noakes, M.D., author of Waterlogged: The Serious Problem of Overhydration in Endurance Sports. The body&rsquos thirst mechanism is exquisitely tuned to tell you when you need to hydrate.

DRINK MORE WHEN IT'S HOT AND HUMID. Hydration becomes most important during intense exercise in the heat. When it's hot and you're sweating, it's easier to get dehydrated. Even slight dehydration can make the effort feel tougher. So drink extra water and electrolytes when it's hot &/humid outside. The best bet for rehydration is to consume a low-cal beverage that contains electrolytes such as sodium and potassium. Good choices include sports drinks (go low-cal if your workout), try coconut water, or water with a slice of fruit. The refreshing hint of flavor may drive you to drink more. How much is enough? Try to drink to match your thirst. If you want to be technical about it, simply weigh yourself before heading out and once again when you return. For every pound of body weight you lose, aim to drink at least 16 oz of fluid. You'll know you've consumed enough when your urine runs light yellow in color.

CHECK THE LABEL BEFORE YOU SIP. Many sports drinks look appealing, but they are also laden with calories and sugar, which makes it easy to consume all the calories that you worked so hard to burn. Avoid specialty coffee drinks, high-octane sports drinks, and even fruit juice, all of which can be high in calories. Unless your workout lasted over an hour or cause you to sweat profusely, stick to something as simple as water with a slice of lime. If you're looking to replace electrolytes, choose a calorie-free sports drink or even coconut water. Remember, if your goal is to stay hydrated while also shedding unwanted weight, choose a drink with less than 50 calories for every 16-ounce serving.

GET A JOLT PRERUN. It&rsquos okay to drink coffee or caffeinated tea before a workout. In fact studies have shown that caffeine boosts energy and alertness. Just be sure to leave enough time between your java and your run to hit the bathroom. The heat of the liquid gets the bowels moving, and you don&rsquot want to have to make an unwanted stop on the run.

DO THE SWEAT TEST. If you&rsquore curious to see how much fluid you lose during an hour-long workout, here&rsquos how to find out: Weigh yourself naked before a workout, then again after you&rsquore done. If you lost one pound during the workout, you sweated 16 ounces (one pound). Next time, when you&rsquore working out in similar conditions, aim for 16 ounces of fluids during the workout to replace what you lost through sweating.

REHYDRATE POSTWORKOUT. Do you have white streaks on your skin or clothes after your workout? It means you&rsquore a salty sweater. You&rsquove lost a lot of sodium. Have a sports drink or water with an electrolyte tablet. There are many types of sugar-free, low-calorie electrolyte tablets, which dissolve quickly in water and help replenish electrolytes. You might also try vegetable juice, which is a good source of sodium.

If you&rsquore looking for a boost, try this all-natural recipe to make your own sports drink. Just combine these ingredients: